lunes, 14 de octubre de 2019

Noche de los Museos 2019


Este Viernes 18 de Octubre se llevará adelante una nueva Noche de los Museos ( #NocheMuseosCba), en esta ocasión con el eje puesto en el diálogo social.
Cada edición ha tenido su particularidad, su encanto, pero esta -la última de mi gestión en la Secretaría de Cultura-, tendrá un componente especial a nivel personal. Además de que, salvo el Griego Rock que tendrá lugar en unas semanas, supone una de la últimas grandes convocatorias que nos tocarán. Vendrán después tiempos de balances ojalá que con menos run-run por detrás.
Pero además del capítulo personal esta edición tiene una potentísima (inabarcable pero ciertamente impresionante) dimensión que surge del trabajo incansable de personas que muchas veces pasan desapercibidas, pero hacen desde las instituciones una labor muy por encima de lo que se exige desde una perspectiva laboral.
Son esas mujeres, y hombres quienes le imprimen un compromiso seductor para que amigos, parejas, padres e hijos y cuanta persona pueda y quiera se sientan invitados, atraídos, partícipes necesarios.
Tal vez una razón extra del éxito sea, no casualmente, que a la Noche la cocinamos entre la Ciudad, la Provincia y la Universidad, con el aporte de decenas de instituciones entre las que destacaría -en un ejercicio casi injusto- a la Red de Gestión Cultural Pública, o a la Subsecretaría de Transporte de la Municipalidad que ofrece un servicio gratuito para permitir un recorrido en 18 paradas y cuya info queda agregada acá mismo.-

https://nochedelosmuseos.unc.edu.ar/

🚌🚎Cómo hacer la #NocheMuseosCba en 18 paradas? 👇
https://www.cordoba.gob.ar/2019/10/11/este-sera-el-recorrido-del-transporte-gratuito-para-la-noche-de-los-museos/🛎

#Subíquetellevo

lunes, 7 de octubre de 2019

Los bailarines de la discordia

(Para Notify, Gamba) 

Un primero de octubre, pero de 1892, nació Emilio Pettoruti. Seguramente es uno de los grandes plásticos argentinos. Aunque es porteño y vivió gran parte de su vida en Europa, tiene una impronta fuerte en Córdoba. Este pintor, nacido futurista y devenido en cubista, pasó por nuestra Ciudad en 1926 y dejó una historia que también nos define como sociedad.

Todo empezó con el cuadro Los Bailarines, que puede verse en la colección del Museo Evita, Palacio Ferreyra. La obra presenta una pareja de hombres bailando un tango con perspectivas alteradas y, lejos de todo realismo, se mueve el piso en lugar de los protagonistas.
Esa pintura, la primera obra no realista que ingresaría en una colección pública fue adquirida por el gobernador cordobés Ramón J Cárcano en lo que parecía un acto sin demasiada trascendencia. Pocos días después de la compra se desató una tormenta mediática contra Cárcano a quien se lo acusaba de “dilapidador”, “haber injuriado a los artistas cordobeses”, y “fomentar el mal gusto”. La falta de realismo violentó a los conservadores. El malestar llegó al punto de solicitar la renuncia o destitución de un gobernador. La provincia entera se debatía entre quienes consideraban una verdadera barbaridad comprar un mamarracho de estafador y quienes celebraban el gesto vanguardista. Cuando el conservadurismo local se aprestaba a ganar la pulseada, el diario La Nación de Buenos Aires bendijo la acción de gobierno, destacando que Córdoba siempre fue distinta, única e innovadora. La editorial disipó la tensión y hoy, casi cien años después, descansa colgado orgullosamente un escándalo convertido en obra maestra.- 

Un secreto menos difundido es que los bailarines son, el propio Pettoruti y su amigo Solar, Xul Solar.

domingo, 6 de octubre de 2019

Un guasón tremendo

Anoche vimos el Guasón de Todd Phillips, o mejor dicho de Joaquín Phoenix.
Densa como el disco nuevo de Nick Cave, Guasón es una balada corporal sucia, de escala personal y trasfondo urbano, que calza en la definición más ajustada de la palabra tremendo.
Francamente algo distinto a lo esperado.
Lejos de las parafernarias de los supervillanos que conducen autos modificados y usan ropa de lentejuelas, este Guasón se sumerge en el espeso trauma de los marginados. Con una actuación soberbia, dramática, vívida y asfixiante, la película abandona la dimensión planetaria y sobrenatural de los villanos noventosos para situarse ahí, en pleno drama humano.
Sin ese cotillón visual -que tanto nos gusta- la vida y la muerte se separan por un disparo traumático y doloroso como ese último hálito que asciende, semitransparente, al contraste de la luz en una ventana.
Esta película es una danza macabra, amargada y espeluznante sobre la imposibilidad de pertenecer, el desplazamiento hacia los márgenes, y su viralidad política.
Tal vez su mayor virtud no se alcanza a ver y es la operación que nos convulsiona, como una carcajada no deseada, debido a la angustiante posibilidad que nuestro joker interior se apodere del control esta misma noche.-

lunes, 30 de septiembre de 2019

Sobre la Oktoberfest


(Para Notify)
Llega Octubre, y muchos nos transformamos en Homero Simpson: nos ponemos contentas y contentos porque la semana próxima es la Oktoberfest! Seguro que ya sabés de qué se trata, y es que en Villa General Belgrano te esperan con esa hospitalidad germana que les caracteriza. Pero te dejamos unos datos: nuestra Fiesta Nacional de la Cerveza, considerada patrimonio, es la más antigua fuera de Alemania y suele recibir a 150 mil personas que se toman una media de 650 mil litros de ese oro líquido que tanto nos gusta.
Este año está previsto que la fiesta tenga carácter Saludable, Sustentable y Responsable. Presenta una potente programación que incluye a Los Caligaris, Guasones, orquestas típicas, ballets de danza y hasta la realización de un congreso, este año dedicado a la variedad IPA.
Lo que tal vez no tengas tan presente es que la edición argentina es la más antigua porque se desarrolla desde 1963. Tiene hermanas en diferentes partes del mundo. La mayor es la edición de Blumenau que convoca a 700 mil personas, pero todas son herederas de una tradición que nació en Munich, en el año 1810. En Alemania, los asistentes se cuentan por millones, igual que los litros de cerveza vendidos. En sus más de doscientos años de vida, sólo se interrumpió en 24 ocasiones. Ponele… las guerras mundiales.
A la celebración del brindis se le han sumado diferentes rituales: que la cerveza cumpla con normas vigentes desde el Siglo 16, que el alcalde “rompa” el primer barril a las 12 en punto, desfiles...
Resulta curioso que, en Alemania, se festeje en Septiembre desde hace décadas, esto debido a que Octubre es un mes frío y el calor, por ejemplo el año pasado, impulsó las ventas hasta los 6 millones de litros. También, dato curioso: en la última edición se perdieron miles de documentos, cientos de celulares, numerosos monopatines, 8 niños, 2 anillos de bodas, una dentadura postiza, una lápida (!) y una mochila con 50 mil euros en efectivo.-

No todos los ladrones Van al Infierno

(Para Notify)

De los muchos integrantes de la industria del arte, hay toda una actividad que suele menospreciarse. Y es la de estafador, muchas veces entremezclada con sus socios naturales, los falsificadores. ¿Qué sería de la historia de la pintura, de los museos, y del coleccionismo sin el excitante aporte de los ladrones de obras? De todos los referentes del arte del delito, o mejor dicho del delito aplicado al arte, el más famoso es -casualmente- un argentino: Eduardo Valfierno. Su celebridad le llega asociada al robo, ni más ni menos, que de La Gioconda.

Sin embargo. su enorme mérito creativo es aún mayor, y les vamos a contar por qué: nuestro protagonista de hoy convenció al señor Peruggia, un carpintero italiano que trabajaba en el Louvre, de sacar la obra y entregársela con la promesa de pagar una suma importante, pero sobre todo de repatriarla a Italia, tierra natal de Leonardo Da Vinci. Cosa que, por cierto, no hizo.
Lo genial del caso no fue el robo, sino que previamente había mandado a realizar 6 copias falsas. Valfierno vendió, prolijamente, esta media docena de Giocondas a diferentes coleccionistas inescrupulosos, con la noticia del robo circulando. Claro, todos pensaron que tenían el original robado, pero lo genial del caso fue que, colocadas las copias falsas, jamás retiró la verdadera Mona Lisa de manos del carpintero italiano.
De hecho, Valfierno, el argentino estafador, murió rico, habiendo legado el relato de su estafa a un periodista para que se publicara después de su muerte, sin haber tocado la obra robada. ¡Y lo contó! Casi, un último chiste.
Vicenzo Peruggia, por su parte, escondió la obra 2 años y, tratando de cumplir su deseo de repatriación, fue apresado en Florencia intentando venderla.
Un dato más sobre esta historia: Martín Caparrós ganó el Premio Planeta en 2004 contando El enigma Valfierno.

lunes, 23 de septiembre de 2019

Sobre Tedx Córdoba

Este 26 de Septiembre tendrá lugar la novena edición del ciclo de charlas cortas, y de alto impacto, llamadas TedxCórdoba. Se llevarán adelante en el recién remodelado Teatro San Martín desde las 14 horas. Las entradas -que son gratis- se gestionan, mediante un sorteo, en las redes de Tedx, pero como la expectativa es grande y el teatro tiene una capacidad acotada, vamos a poder seguir todo el evento, en vivo, por youtube. Hay que recordar que dura varias horas, integrando toda una tarde.

Estas charlas forman parte de TED, una organización sin fines de lucro que resume Tecnología, Entretenimiento y Diseño. Fue creadas hace 35 años y cuentan con un listado de expositores de la talla de Bono, Bill Gates, el Papa Francisco, Monica Lewinsky, Stephen Hawkins, Isabel Allende, Elon Musk, Julian Assange y varios Premios Nobel. Siempre bajo la consigna de “ideas dignas de difundir”, este espacio es una suerte de piedra basal de nuevas ideas para un futuro mejor.
Las subsidiarias, como nuestra TedxCórdoba se desprenden de un congreso anual, y siguen los lineamientos de la nave nodriza. Están diseminadas por todo el mundo en temas, entidades organizadoras y ciudades, como Harvard, Mujer, UTN (Buenos Aires) y un enorme abanico de propuestas. Entre los speeches de esta edición se destacan la joven poeta Jeka, el experto en emociones Leonardo Medrano, Rubén Magnano, o la lingüista Elena Perez.
Casi como una máquina de producir aforismos, las charlas siempre dejan frases picantes... para cerrar nuestra columna de hoy elegimos esta “La próxima vez que enfrentes algo inesperado, no deseado e incierto, considera que puede llegar a ser un regalo".-

lunes, 16 de septiembre de 2019

Elvira Ceballos vuelve a coincidir con Jorge Cuello

Hace unos cuantos años, en 2013, tanto Elvira Ceballos como Jorge Cuello fueron distinguidos por la Ciudad de Córdoba con su máximo galardón, el premio Jerónimo Luis de Cabrera. Esta semana que pasó, con tristeza pero siempre desde el corazón vale mencionar a ambos por circunstancias muy diferentes.
(Para Notify, Gamba)

Elvira CeballosLamentablemente lo natural, al menos en materia musical, es difundir un conjunto de artistas que provienen del rock, de la electrónica, o de alguno de sus espacios de cruce. El éxito también será tenido en cuenta, lógico.

Probablemente esa pulsión potente, desinhibida, y contrasistema coincida con la idea de juventud y se utilice un sistema selectivo. Sin embargo, siguiendo ese mismo criterio, la pianista Elvira Ceballos, que se fue de gira al más allá, ha sido una joven perpetua que vivió 70 años. Nació ciega, sufrió diversos trastornos físicos posteriores que la confinaron a la silla de ruedas. Desde esas limitaciones, con sus ciento veinte centímetros de altura, reclamó infinitas veces la cercanía de un piano para poder invadir el auditorio como sólo los gigantes saben hacerlo. Multinstrumentista, vocalista, y docente, fue reconocida por traducir una gran cantidad de partituras al braile. Pero su mérito va más allá de su aporte a los músicos no-videntes, a sus giras por Latinoamérica y España, o a sus éxitos con Raly Barrionuevo y León Gieco. Elvira Ceballos, egresada del Hellen Keller, y del conservatorio, fue una prodigia que recorrió un camino infinito desde las sierras, y pasando por los prejuicios y las condenas a la imposibilidad, hasta el respeto internacional de los auditorios del mundo.
Rebelde, incorrecta, entusiasta, una rockera que elegía un tango ante que Beethoven.
Cada vez que hablabas con ella te lo decía: “soy una mimada de Dios” y te soltaba un chiste. Una sentenció que no se tomaba nada a la ligera “porque tenía el tranco corto”. Estos días, al ser convocada para improvisar en el piano celestial dejó incompleta una película y un libro sobre su vida que, en su conjunto, la hubieran retratado tal como ella se percibía “mitad mujer, mitad música”.-


Pequeños protagonistas de grandes tragedias
La infancia es la belleza y perfección en estado puro y, sin dudas, serán los adultos los que invadan con su mente en descomposición, el vuelo de la imaginación inocente. Una buena prueba de ello es lo que pasa dentro y fuera del Centro de Arte Contemporáneo Chateau Carreras. El Parque que rodea el edificio es tan, pero tan bueno, que incluye un sendero diseñado por el gran Elián Chalí. Si el Parque del Chateau es un hormiguero, las salas de exhibición no son menos, con varios autores que proponen obras vinculadas con la niñez. Allí se expone, hasta el 6 de Octubre, “Antojolías… Literatura para la infancia, territorio para la diversidad” coordinada por el Centro de Difusión de la Literatura Infantil. En exhibición hay obra de Rosa González, o un homenaje a Cachoito de Lorenzi.
De todos los presentes, merece una mención especial la labor de Jorge Cuello, un artista local de extrema singularidad. Auto definido como un “aullador pagano” Cuello suele visibilizar aquello que tenemos cerca pero no vemos, subvirtiendo el rol del arte y de los espacios de reflexión. En esta ocasión nos recuerda una batalla de la triple alianza cuando 650 niños paraguayos fueron masacrados. Tenían entre 6 y 12 años y, a manera de homenaje, actualmente se celebra el día de las niñas y los niños.
Los soldaditos expuestos, muy lejos de estereotipos de juguetería, han sido realizados con una enorme artesanalidad y destreza -como ya es habitual en la producción del artista-. Todas las piezas, que incluyen varios conjuntos -por ejemplo de ilustraciones para diversos libros infantiles-, tiene un compromiso con los pueblos originarios tan delicado como genuino y sutil. Con pequeños objetos realizados en barro y estructurados en ramitas, Jorge Cuello hace aparecer a estos desaparecidos con dulzura ancestral, al mismo tiempo que propone una crítica actual al consumismo. Apto para todas las edades de imaginación.-

lunes, 2 de septiembre de 2019

Culturicidio en Córdoba

(Para Notify, de Radio Gamba)

Este ​miércoles 28 se presentarán dos libros del escritor chaqueño Francisco Tete Romero llamados. Se trata de dos tomos de un estudio denominado culturicidio.
Un primer ejemplar es una suerte de historia de la gestión de la educación en la Argentina de los últimos 50 años del siglo XX. Mientras que el segundo ejemplar hace un relevamiento similar incluyendo los aspectos vinculados con la gestión de la cultura en nuestro país durante este convulsionado SXXI.

La presentación estará a cargo del intelectual Diego Tatián (quien fuera decando de la facultad de filosofía)​, la pedagofa Graciela Bialet y Claudio Fernando Diaz, un verdadero panel de lujo. Estos libros aun tienen olor a tinta fresca, pues recién llegan a las librerías, están habituados a los intelectuales: su reciente presentación en Buenos Aires fue encabezada por Horacio González, una suerte de referente del pensamiento de Carta Abierta.
Integrantes de una colección editada por el sello RGC, especialista en asuntos de pensamiento, arte y cultura, son obras de Tete Romero quien fuera ministro de educación de Chaco, y presidente del consejo nacional de cultura durante muchos años. Militante de la educación y con un fuerte compromiso social, el autor no tiene miedo de meterse en las turbias aguas de los diferentes momentos políticos en tiempos convulsos para preguntarse qué subjetividades se han construido desde la educación pública en estas décadas.
Las respuestas, este miércoles a las 18.30 horas, en la Biblioteca Córdoba. 27 de abril 375.

lunes, 26 de agosto de 2019

120 años leyendo

(Para Notify) 
Sobre los 120 años de Borges y el día del #Lector

El sábado pasado se cumplieron 120 años del nacimiento de Jorge Luis Borges, una figura que se expande en el ser argentino como si se tratara de una metáfora extraída de su propia literatura. Para recordarlo, desde 2012 el gobierno argentino estableció que los 24 de Agosto sean el día del lector. Este fin de semana hubo una serie de actividades entre las que se destacan sueltas de libros en diversos puntos como las estaciones de subtes porteñas. También hubo una suelta de poemas impulsada por la Sociedad Argentina de Escritores.
Tremenda edición de las obras completas
de Jorge Luis Borges

Borges y la lectura son una construcción potente, como él mismo decía “Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído”. Nacido en 1899 es personificación misma de la genialidad argentina. Tan arrogante como exquisito, sus cuentos y ensayos le valieron rápidamente una fama mundial al punto que aún hoy es una figura trascendental. Su escritura no reconoce confines y es leído, inclusive, en China.
Con un estilo único e inclasificable le resultó esquivo a todos los intentos por situarlo en un estilo. Tanto se mantuvo al margen del canon que nunca recibió un premio nobel, algo que parecía evidente. Siempre se supuso que se lo negaron por motivos políticos ya que era cínico con los autores comprometidos de la época y tuvo algún vínculo con gobiernos de facto. Sin embargo recientemente se divulgaron documentos de la academia sueca donde se pudo conocer que el comité le consideró un autor elitista que, además no había publicado una novela.
En cercanía del día del lector, con 120 años de pretextos, recordamos a Jorge Luis Borges que hacía de la cita un arte, justamente con una frase que le pertenece:
"De todos los instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo. El microscopio, el telescopio, son extensiones de su vista; el teléfono es extensión de la voz... Pero el libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y la imaginación."

domingo, 25 de agosto de 2019

Una casa situada dentro de otra casa

(Para Notify de Gamba)

Después de una semana atravesada por el arte contemporáneo, con la séptima edición de la Feria Mercado de Arte contemporáneo, quedaron desparramadas en la city diversas exposiciones que valen la pena visitar. Una que se destaca es -y vaya nombre- una mirada situada o de cómo un domicilio deviene morada que se puede visitar en el Museo Genaro Pérez, esa hermosa construcción que está ubicada en General Paz 33, pleno Centro de la Ciudad.

Quienes pasen a recorrer el espacio encontrarán en la planta baja diversas obras maestras que integran la pinacoteca del Museo. Pero al subir la escalera, la cosa se pone realmente buena. El primer piso es donde el curador Claudio Ongaro entrelazó obras de diferentes colecciones para construir una sensación de casa habitada. Se trata de una suerte de hogar intervenido artísticamente que le propone al visitante una experiencia atípica, una mirada inusual.
La recorrida sorprende a las personas expertas en arte, pero también a los visitantes habituales o los niños. Visitar esta casa dentro de otra casa, es un viaje a una dimensión paralela, a una realidad adulterada por la creatividad de tres artistas.
Entonces, con entrada gratuita y un horario que se extiende de 10 a 20, recorrer el Museo Genaro Pérez propone una planta baja con trabajos considerados “clásicos” de Córdoba, mientras que en el primer piso la mirada contrasta con una instalación caracterizada por la actualidad e imaginación. Como si el presente se hubiera vuelto doméstico y excesivo.

miércoles, 21 de agosto de 2019

Día del niño y tecnología: no todo es malo en las pantallas

(Publicado por La Voz del Interior el 21 de Agosto de 2019) 

Los días previos, así como los inmediatamente posteriores al día del niño tienen un costo particular, no sólo en términos económicos, sino también psicológicos. 
A la expectativa natural de los chicos por recibir un regalo, se la debe combinar con una maceración en sus conversaciones, y luego añadirle una cantidad de publicidad suficiente para producir la fermentación mental. En este estado, su tenacidad consumista será -aún más- inquebrantable de lo habitual. Llegado este punto, padres, tíos y abuelos seremos sometidos a un potente proceso de bullying cuyas consecuencias pagará nuestra débil entereza anímica en tiempos de crisis, y más literalmente, pagará -también- nuestra caja de ahorros. 
El Planetario de Buenos Aires es un buen ejemplo de 
tecnología con fines educativos
La voracidad de regalos de los niños está cada vez más dirigida hacia juegos mediados por la tecnología, un asunto que suele potenciar el eventual mal humor paterno. 
En muchos casos, ni siquiera nos pedirán artefactos, sino que sus insistentes solicitudes apuntarán a juegos virtuales y en red.
Muchos ofreceremos resistencia alegando todo lo malo que tiene ese tipo de entretenimiento online e insistiremos con una pelota nueva, una patineta o una muñeca.
Sin embargo, conviene revisar la demonización que venimos haciendo de este nuevo tipo de ocio. No todo es malo en las pantallas. 
La relación inmediata entre juegos en red y algo nocivo para la conducta de los niños merece ser revisada, al menos desde dos perspectivas: la capacidad de los nuevos recursos lúdicos para construir un mundo distinto -eventualmente más inclusivo-, y la aparición de una industria creativa local.
En cuanto al primer aspecto, Hernán López, un diseñador de juegos cordobés que integra la asociación de desarrolladores de videojuegos de Argentina, propone una perspectiva interesante como es la posibilidad que ofrecen estos entornos para que personas discapacitadas integren y hasta lideren grupos en un plano de igualdad con sus pares. Una posibilidad que no siempre está disponible en la dimensión física. La foto improbable de una persona en silla de ruedas comandando un escuadrón de fantasía, se puede transformar en un printscreen. Existe, en casos menos complicados, un prestigio grupal para personalidades o condiciones físicas que no se daba en la cancha de fútbol, pero sí al desarrollar habilidades de coordinación mano/ojo o una creatividad aplicada a lo virtual. Una competencia que pareciera banal pero que cada vez más es demandada en el mercado laboral. 
O, por qué no reconocerlo, las oportunidades que demuestran las tecnologías lúdicas para el aprendizaje de la mano del gaming en instancias de formación, y los denominados edugames o juegos educativos.
Aunque la ficción violenta siempre debe ser cuestionada, vale destacar que los comportamientos belicosos no están necesariamente asociados a este tipo de entretenimientos y, por el contrario, hay proyectos -como el autcraft, un minecraft para personas con autismo- que opera como una potente herramientas para la integración. 
Por otro lado está el reconocimiento de este ámbito como un sector productivo inadvertido que, sólo en Córdoba, genera empleo para más de cien personas, trabajo que fundamentalmente se exporta. A título ilustrativo, el Informe de cadenas de valor de las industrias creativas para Argentina, editado por el Ministerio de Hacienda en Febrero 2018 indica que el único sector productivo de este ámbito que ha crecido es el de “contenido digital”, consiguiendo un volumen total que acaba de superar al de “libros y publicaciones”. Otro dato sorprendente es que, contrariamente a lo que uno imagina -mientras paga un juego con tarjeta y en dólares-, tiene una balanza comercial favorable a nuestro país. Exportamos más talento que el solicitado.
Lejos de opacar lo importante -mejor dicho imprescindible- de los juegos en el patio, saltar la soga, o las virtudes de que los chicos tomen la leche y se engrullan un pan con manteca a las apuradas para volver a jugar los autitos, estas líneas pretenden ampliar el debate y, en todo caso deconstruir (un verbo muy actual) o desdemonizar la diversión mediada por las tecnologías.
En todo caso, nuestra generación que también es adicta al celular, el teletrabajo y las aplicaciones, deberá analizar si no le estamos pidiendo a nuestros hijos que se mantengan al margen de un entorno que tal vez sea similar al que deberán enfrentar cuando les toque desarrollarse como profesionales.
Seguramente el diferencial será estar cerca, informados y así como les enseñaremos a sobrinas e hijos a jugar al fútbol, tal vez nos convenga dejar que nos ellos enseñen aquellas prácticas on-line que comparten con su comunidad.-

lunes, 19 de agosto de 2019

el arte como un lugar posible


Anoche Terminó el Mercado de Arte Contemporáneo #Mac2019 con un gran esfuerzo de parte de toda la comunidad, no sólo cordobesa sino de una gran escena nacional y regional.
Todas y todos hicieron un esfuerzo enorme, empezando siempre por los artistas y galeristas, siguiendo por los coleccionistas, cuyo rol es cada vez más parecido al de los mecenas y -redondeando el agradecimiento a la curadora y su equipo- debo destacar todo el enorme colectivo de trabajadores que dieron de sí mucho más de lo que se podría pedir.

Varias instituciones nos acompañaron, como la Fundación proarte, la UNC, la Agencia Cba Cultura, la Secretaría de Cultura, el FNA y muchos, muchísimos, otros actores sin los cuales nada sería igual. Desde el café Don Perez hasta la empresa más grandota: Gracias.
Como dice la gacetilla, este VII MAC es un síntoma de la resistencia que supone la creatividad, un lugar posible, en el medio de tanto malestar.
Creo que hay muchos resultados buenos, especialmente en este escenario tan desalentador, pero quiero destacar por sobre todos, a las niñas y los niños como los grandes ganadores. Ellas, con su Zona Germinal especialmente preparada y ciertamente celebrada.
También algunos números, puesto que detrás de tal vez cien actividades, quedó esta idea de la “La Mirada Situada”, la presencia de 65 galerías del país y Chile, casi 31mil personas con especial mención-hemos de insistir- de niñas y niños, varios premios a artistas, proyectos y espacios, 318 obras que encontraron nueva pareja y ventas por más de 15 millones de pesos. Y todas estas cifras son laburo.
Una alegría que -todo parece indicar- continuará gracias a la ordenanza 12.891 del Concejo Deliberante.

Errar es humano

(Para Spotify / Gamba)

Y aunque sea una rareza, vamos a recomendar un libro.
Se trata de HUMANOS - una breve historia de cómo la hemos pifiado .
Ubicado en el rubro ensayos, este libro de Tom Phillips es una verdadera obra maestra que, paradigmáticamente, se concentra en los grandes errores de la humanidad.
Usualmente las conferencistas, y sobre todo las ediciones están destinados a dar a conocer los grandes avances de una civilización -la nuestra-. Como contracara, nos cuesta reconocer que hemos metido la pata. Y hay metidas de pata literalmente históricas.

No te hacemos spoiler, pero ¿sabías que en el desierto del Sahara, había un único árbol en 400 kms a la redonda? ¿Sabías que no está más porque lo tumbó un conductor borracho?
¿O que Robert O´Hara, se propuso atravesar Australia por primera vez, y que después de haber transitado más de 3000 kilómetros decidió volver cuando le faltaban 18 kilómetros para llegar a destino? Lo que seguro nadie recuerda es que uno de los mejores submarinos alemanes de la segunda guerra mundial, el U-1206, se hundió a los nueve días de ser estrenado. Se hundió debido a un desperfecto en uno de sus inodoros.
Podríamos continuar detallando casos verdaderamente insólitos donde la humanidad, sobre todo sus líderes, dejó mucho que desear. Como el presidente de Turkmenistán que tomó las siguientes medidas en su nación: rebautizó Enero con su nombre y abril con el de su madre. Prohibió la ópera, el ballet y los perros. Y como si todo esto fuera poco ordenó que se le aplicaran torturas a los ciudadanos a los que no les gustara un libro…. ¡que había escrito él!
En esta columna no vamos a torturar a nadie, pero sí vamos a recomendar Humanos, de Tom Phillips, editado por Paidos y escrito con un enorme sentido del humor.
Todo lo que hemos hecho mal en un muy buen libro.-

sábado, 10 de agosto de 2019

Un radar para lo inclasificable

(Para Notify, Radio Gamba)

A veces vamos muy rápido. Comentamos links, series y discos. Y seguimos.
Cada día cambian los asuntos más buscados en las redes, la vida aminora la velocidad, toca bocina en la esquina, calza segunda y se va rápido.
Las definiciones, los personajes y las historias son cada vez más líquidas y olvidables. Lo dijo Kierkegaard y lo cita el autor que destacamos hoy: el pequeño problema de la vida es que que hay que vivirla para adelante aunque sólo se la entienda mirando para atrás.
Uno de esos niños que van mirando por la luneta trasera es Juan Forn, un autor argentino imperdible. Los que tienen memoria recordarán el suplemento Radar libros del Página/12. Bueno, lo concibió él -junto a una extensa saga de ediciones-.
En la editorial Tusquets es el responsable de la colección Rara avis, cuya condición es lo inclasificable. Aunque edita a otros, vamos a recomendar sus libros. Es que el autor que cuenta la historia de las hermanas Witford -que tuvieron romances con un grupo tan diverso que incluye a Kennedy, Hitler, Churchill, De Gaulle o Faulkner-, se merece nuestra columna de hoy.
Forn publica regularmente la contratapa de los viernes en Página con un estilo único para deleite de una secta de lectores que se expande. Por eso la editorial EMECÉ comenzó a editar Los Viernes, y hace unas semanas lanzó su cuarto tomo con personajes tan potentes que, si leés de noche, desayunás con los protagonistas en la mañana. Y si lees de día, corrés el riesgo que de noche… que de noche sigas leyendo.
El escritor con más ojos que dedos, él que escucha a los muertos y los bendice con una vida que dura exactamente una columna, él que lame la oreja del lector con su lengua de papel y llora tinta, está entre nosotros.
Realista de lo irreal y figurativo de lo invisible, propone unos textos que homenajean personajes inesperados y merecedores de una fama que les fue esquiva en vida, como al propio autor. Leve, excéntrico y periodísticamente poético, Juan Forn propone un caleidoscopio del mundo en un artefacto de 20 por 30 llamado libro.

Rancho, Una historia aparte

Para Notify, Radio Gamba

El hábito de ver teatro en Córdoba, pero T E A T R O con letras grandes y vivas, no es tan frecuente como querríamos. Salí un sábado por la noche, mirá por la ventanilla del auto y vas a ver restoranes con gente esperando su mesa, o cines apretados de público.
Mientras tanto las salas de teatro tienen más hospitalidad disponible. De todas ellas, un caso muy bonito es la obra Rancho. Con sede en el Teatro Real y dirección del gran Julio Chavez, este trabajo protagonizado por tres actores locales invita a zambullirnos en una historia familiar cargada de intensidad, humor y reclamos.

De este espectáculo sólo se pueden decir cosas buenas, el clima íntimo de la pequeña sala Azucena Carmona contribuye con una experiencia cómplice, donde los espectadores literalmente convivimos con los rollos de unos hermanos distanciados por el tiempo y los kilómetros, pero convergentes en la dramaturgia. Centrada en la actuación y el texto, la obra Rancho - una historia aparte es una propuesta contundente que te deja con ganas de más teatro. Antes de darte todos los datos, nos gustaría destacar la figura del productor local Maxi Pita, un apostador compulsivo por las artes escénicas, que muchas veces no es reconocido en el estrellato de actores y directores, pero Pita que hace la magia necesaria para que Córdoba tenga regularmente unas propuestas teatrales que antes le eran esquivas.
Con la actuación de Trinidad Vassia, Raúl Sánchez y Luciana Noccioni, esta obra maestra estará en cartel todos los Viernes, Sábados y Domingos de Agosto y Setiembre en el Teatro Real. Por experiencia propia te recomendamos comprar tu entrada con anticipación en Autoentrada.-

martes, 30 de julio de 2019

Elogio de la densidad (argentina)

(publicado por La Voz del Interior el 30/7/19) 

Sobre el día de la cultura nacional

Los 29 de Julio de cada año se celebra el día nacional de la cultura en homenaje a Ricardo Rojas. Se trata de una iniciativa impulsada durante el primer congreso de directores de cultura, en 1957, para resaltar la figura del autor “El santo de la espada”. 
Rojas, santiagueño de familia, tucumano de nacimiento, era un prestidigitador de las palabras que llegó a ejercer como director de los Yacimientos Petrolíferos Fiscales y, principalmente, ejerció el rectorado de la UBA en tiempos de Yrigoyen. Estas actividades le fueron reconocidas por el estado nacional, después del golpe de 1930, con el arresto y posterior destierro a la Isla Grande de Tierra del Fuego. Probablemente debido a la falta de televisión por cable y Netflix, escribió obras monumentales como los ocho tomos de la Historia de la literatura argentina. De su importante conjunto de escritos se destacan los trabajos que plasman su interés por el legado de la civilización Inca. Aunque militó en el radicalismo, disconforme con decisiones de su espacio se apartó por más de una década del partido. En otra ocasión, renunció a sus cátedras nacionales en señal de protesta contra el gobierno, abandonando así el instituto que él mismo había fundado. 
Zama de Lucrecia Martel, una densa metáfora de la
cultura nacional. Basada en Di Benedetto.

Entre otras posiciones, se le designó Embajador en Perú, pero no asumió el cargo debido a que los hermanos del país andino estaban gobernados por una dictadura.
Un centennial, un milenial o cualquiera de los nuevos enials concluiría que Rojas era un denso. 
Es que corren tiempo de celeridad, donde lo cristalino, así como la liquidez son una virtud global y excluyente. Justamente allí radica lo certero del homenaje: celebrar la cultura nacional de la mano de una figura de gran espesor, que le hace justicia a un pensamiento nacional históricamente pulsudo.
Tan fuerte es la liviandad exigida por las redes sociales, y tanto han desbordado a todos los ámbitos de la comunicación, que la intensidad, como la densidad, también ha sido denostada. 
Un mate grande, largo y amargo, un café de espuma densa como los que sirven en el Sorocabana, o un tinto macho, históricamente definitorios del ser argentino, hoy son mala palabra. Se espera de nosotros una actitud, una conversación similar a un plato tibio de locro chirle. La mundialidad exige actitudes acuosas. 
Por eso, celebrarnos, celebrar nuestra cultura, además de esa presión constante por innovar hasta el agotamiento, debe ser un ejercicio de diversidad que trascienda el temible mote de densos. 
Menos efervescente y más untuoso, a pedido de Ricardo Rojas, un día como hoy conviene invertir un párrafo y unos mates en ejercer la intelectualidad en su complejidad y espesura. De mil ejemplos posibles, tal vez la pictórica película Zama, de Lucrecia Martel (basada en un tremendo libro de Di Benedetto) refleja esa argentinidad que esquiva el picoteo y la brevedad para zambullirse en nuestra condición trágica, cómica, y melosa. Tropical y al mismo tiempo patagónica.
Tan veraz como taciturno, tan rebelde como bohemio, el inquietante ser argentino desarrolla su discurso a través del caos doméstico de nuestra nación, con las oscilaciones de un tango infernal y el intento equilibrista del folklore. Poéticamente urbanos, callejeramente eruditos, la cultura nacional nos integra a todos en una bandada de albatros. Juntos, un cacho desordenados, levantamos vuelo pesadamente, en Tierra del Fuego -la prisión caleidoscópica de Rojas-, sobrevolamos las películas de Martel, las tribunas, los bares y la política rumbo a una abstracción espesa como el dulce de leche.-

sábado, 27 de julio de 2019

Formación 220 Segundo semestre - vuela cabezas


Este Agosto va a tener un conjunto muy potente de propuestas de pensamiento y formación en el 220 Cultura Contemporánea. Ya están en funcionamiento diversos programas de becas para varios proyectos y se van a ir abriendo nuevos.

Tomen nota: 
- Estrategias de Comunicación para proyectos musicales, conducido por la grossa de Erica Santos. Es una propuesta nueva, derivada de las jornadas que hizo en Febrero y trabaja un tema fundamental para los artistas del sonido: su divulgación. Empieza esta semana. http://220cultura.com/2019/07/estrategias-de-comunicacion-para-proyectos-musicales-seminario
- Producción creativa y gestión sustentable, coordinado por Laura Massari y con el acompañamiento del Instituto Argentino de Responsabilidad Social analiza las posibilidades de lo que antes se conocía como RSE y hoy es la construcción de proyectos con ecuación de género, de preocupación ecoambiental, las condiciones de comercio justo y el arco de temas que hacen a un nuevo concepto de valor. 
- Otra novedad es el nuevo curso de montaje avanzado. Al seminario, ya casi clásico de Santiago Diaz Gavier le hemos dado una vuelta para complementar la formación de quien ya lo cursaron o son profesionales avanzados. Incluye más herramientas de museografía, nuevos recursos para la gestión de obras propias -atención artistas- o de una colección y temas vinculados con la educación con Inés Szamrey como docente invitada. 
- En relación a la imagen y el registro hay un nuevo proyecto de Fotografía de espectáculos en vivo con la conducción de SepiaFotoAgencia (Facundo Sarria, Manuel Zarazaga, Candelaria Sarria). Incluye una clase de registro para piezas de performance a cargo de Lucía Von Sprecher. 
- Vuelve, y es un notición, el Seminario de Iluminación de espectáculos en vivo, dictado por el enormemente grosso Rafael Rodríguez con Cesar Bustos como invitado. 
- También vamos a volver a dictar el laboratorio de Curaduría y Arte Contemporáneo que conducen Carina y Andrea http://220cultura.com/2019/07/laboratorio-de-curaduria-para-arte-contemporaneo-curso/ el exquisito espacio de Cata Calviño y Paula Massuh Gestión de emprendimientos gastronómicos http://220cultura.com/2019/07/gestion-de-emprendimientos-gastronomicos-curso-2/ y el proyecto que junto a Flor Gauna llevamos adelante en temas de Comunicación y Gestión Cultural. 
- Una última gran noticia es el nuevo curso de gestión de eventos electrónicos y espectáculos multimedia que ha diseñado Karina Frias (Una Chica), junto a Buenas Noches Producciones y la cercanía de mucha gente fantástica como los Musure. 
-Acá un poco más de información general: 

viernes, 26 de julio de 2019

Tarantino is back!

(Para Notify - Gamba)

Existen muchos deseos fáciles de alcanzar: Viajar a la torre Eiffel y vivir en ella, comprarse un Porsche, o poseer un yate estacionado en el dique San Roque son de los más comunes. La cosa se pone buena si tus deseos son tomarte un whisky servido en las piernas de Salma Hayek, asesinar a Bill, a Hitler, o filmar Pulp Fiction. 
Es que nuestro personaje de hoy trabajó muchos años en un videoclub, y esto amplió su imaginación a límites inverosímiles. Alguna vez dijo “no estudié cine, fuí al cine”.
Autor de escenas con una cuota de violencia exquisita y de diálogos sanguinarios, todo es posible en el universo que nació con la mítica Perros en la calle y promete expandirse en su novena película Érase una vez en Hollywood. Ambientada justamente en esa meca del cine y los excesos de los sesentas, con el hipismo de fondo y los crímenes de la familia Manson en frente, ya hay una gran expectativa para su estreno mundial. 
Quentin Tarantino, el hombre detrás de la lente, el mago del cine, el niño mimado de la crítica, ha prometido una película tan buena como Tiempos Violentos.
Caprichoso como genial, conviene destacar que este director trajo de la muerte a John Travolta, y también a Uma Thurman. Amante de ocultar detalles misteriosos en sus películas, tiende a exhibir sus fetichismos -por ejemplo por los pies-.
Como ex empleado de un videoclub tiene una interesante colección de piezas propias: hizo una de cowboys, una de nazis, una de karate -con chicas muy malas-, una de negros, una de autos… sólo le faltaría una sobre Jerónimo Luis de Cabrera para poder jubilarse.-

jueves, 25 de julio de 2019

Para escuchar imágenes

(Para Notify / Gamba)

Hasta el 25 de agosto podés visitar la muestra "Movimiento Babasónicos" en 220 Cultura Contemporánea.
Como sabés, el 220 es el Centro Cultural que funciona en Plaza de la Música con ingreso en Costanera esquina Mendoza. Ahora te invita a esta expo imperdible con entrada libre y gratuita, de martes a domingo por la tarde.
Como no tiene costo, no hay pretexto de laucha para no recorrerla y tomarte después un rico trago en Mercado Alberdi.

La exposición estará potenciada por la presencia de la banda -hablamos de Babasónicos, no te cuelgues por más que tengas sueño- que presentará su último material llamado “Discutible” el 9 de agosto a las 21:30, también en Plaza de la Música.
La muestra que te va a volar la peluca ya estuvo exhibida en BsAs y cuenta con más de un centenar de trabajos, todos pertenecientes a Martín Bonetto. Hay que resaltar que este fotógrafo acompañó a los babas desde el llano hasta las estrellas, pasando por el escenario e infinidad de circunstancias que superan la expectativa del fanático y convocan a todas las personas que se sienten atraídas por la música, el rock nacional, la fotografía o simplemente el arte.
Con una actitud entrenada en enfrentar el obturador, estos artistas que renovaron la pose del rockero, su aspecto y look, confrontan al reportero detrás de la cámara y bailan -mejor dicho poguean- con destellos de color, o en blanco y negro, por ciudades, estadios y estudios.
Recorrer la muestra es asomarse a la carrera de estos cracks, sin apuro, con complicidad, al ritmo de la misma cadencia que caracteriza su música, y con una particularidad: en más de una ocasión, quien marcó el paso fue el fotógrafo y los Babasónicos se acomodaron al papel que les propusieron.
Para escuchar imágenes, para mirar canciones que conforman la historia de la música argentina. Movimiento Babasónicos, en el 220 de Plaza de la Música.

domingo, 21 de julio de 2019

Sobre Fontanarrosa

(Para Notify - Gamba) 

… y ahora, niños pequeños de la familia, les vamos a contar quién fue Roberto El Negro Fontanarrosa.
Accidentalmente nacido en Rosario -convengamos que debería haber sido cordobés-, Fontanarrosa fue un humorista, dibujante y escritor. Se lo conoce mejor por ser el autor, padre, y creador de tipos como Boogie el Aceitoso o el célebre Inodoro Pereyra.

Nuestro personaje de hoy era una persona muy particular que lejos de las ínfulas de la cultura, sus corbatas y grandilocuencias, se dedicó con entusiasmo y perfil bajo a cultivar los amigos. Lo suyo eran las charlas de café en el Bar El Cairo, catedral máxima de la Ciudad de Rosario. Y el fútbol. Fanático de la redonda, es autor de todo tipo de publicaciones con olor a pasto y vestuario de club de barrio.
Nunca la tuvo fácil, tal vez por eso decía “Dios aprieta pero no ahorca ni cae en el sadismo”.
Distinguido por el Senado de la Nación con el premio Sarmiento por sus aportes a la cultura argentina, por la feria de libro de Guadalajara, y portador de 2 premios konex, fue homenajeado un 20 de Julio (día del amigo) cuando su ciudad bautizó con su nombre a un gran Centro Cultural.
Paradigmáticamente, una de sus más celebradas picardías fue su intervención en el Congreso Internacional de la Lengua Española donde hizo una histórica, mejor dicho emblemática, defensa de las malas palabras.
Él quería saber porqué una palabra es mala “¿le pega a las otras palabras?” , “¿son de mala calidad y se deterioran con el uso?”...
Un 19 de Julio como hoy pasaba a la inmortalidad Roberto Fontanarrosa, el autor que no aspiraba a ganar un nobel sino que decía “Yo me doy por muy bien pagado cuando alguien se me acerca y me dice: me cagué de risa con tu libro”.- 

La maravillosa humanidad

(Para Notify / Gamba)

El Cirque du Soleil visita nuestra ciudad la semana que viene con Ovo, su nuevo espectáculo. La experiencia descomunal, casi excesiva, de destrezas y acrobacias que brindan sus integrantes nos traslada a los espacios más alucinantes de nuestra cabeza.
Si la magia existe, seguro que tiene lugar en sus shows donde los límites del equilibrio son superados con una explosión de belleza en estado puro. Si querés saber hasta dónde es capaz de llegar el ser humano, sacá la billetera, elegí unas cuotas y presenciá todo lo que no podemos contarte en una columna.
Porque describir al Cirque demandaría de una, tal vez varias, tesis doctorales.

Pero te dejamos algunos datos: Nacieron, crecieron y siguen haciéndose grandes en Canadá. Aunque oficialmente cuentan su edad desde 1984, todo comenzó cuando Gilles Ste-Croix -uno de sus fundadores- empezó a administrar un pequeño albergue para artistas viajeros. Unos años más tarde ese artista callejero y administrador se asociaría con Guy Laliberté. Si el primero era artista callejero, Laliberté pasaría de ser acordeonista, a un empresario capaz de irse de vacaciones al espacio.
El eje del grupo creció al calor del circo, una disciplina que incluye todos los talentos.
Ya en 1980, el colectivo pidió financiación pública y, cuando se la denegaron, organizaron una gran maratón de los zanquitas. Lógicamente revirtieron la negativa.
En 1984 adoptaron el nombre Cirque Du Soleil para transmitir juventud, energía, y fuerza. también ese año empezaron a incluir un relato, una historia, en sus shows. Inmediatamente reunieron su primer millón.
Si adelantamos la historia hasta hoy veremos que su facturación anual supera los mil millones de dólares, cortan cerca de 15 millones de tickets en todo el mundo y son considerados “uno de los eventos más espléndidos en la historia del teatro occidental”.
Sus espectáculos, que paralizan corazones y excitan ciudades enteras, son la prueba viviente que la maravilla está entre nosotros… que la poesía puede elegirnos a fuerza de encender el haz de luz que tenemos adentro.-

lunes, 15 de julio de 2019

( Para Notify - Gamba ) 

Esta semana pasó por Córdoba Disney On Ice, una franquicia que desde hace años visita nuestra ciudad, siempre con buen flujo de público. La buena salud de ese espectáculo pareciera venir acompañada de un reverdecer de los viajes a Disney World.
Sin lugar a dudas esta mega compañía es un verdadero caso de estudio en materia de industrias creativas. Con una facturación de casi 60 mil millones de dólares (algo así como el 10% del PBI de Argentina) es uno de los grandes pulpos del entretenimiento.
Habitualmente se responsabiliza al Ratón Mickey de todo el éxito detrás de esta máquina de facturar y -ciertamente- de americanizar nuestra imaginación. Pero hay un nombre: Walt Disney.
Famoso por su resiliencia frente a la adversidad, por sus ideas fascistas y antisemitas, y creativo como ninguno, fue reconocido por su trabajo tanto como por su avaricia.
Walt Disney visitó Argentina en dos ocasiones

Cuenta la historia que su primera empresa se llamó Risograma y alcanzó su mayor éxito cuando fundió completamente a Walt. Aunque no sería la última vez, el protagonista de nuestra columna de hoy debió vender su cámara para comprar un pasaje sólo de ida a Hollywood.
Allí, en el garage del tío Roberto, fundaría junto a su hermano la Disney Brothers' Studio. Todavía faltaba mucho para que llegaran los 22 premios Oscar que lo convertirían en la persona más premiada de la Academia.
Una tercer compañía, The Walt Disney Company -siempre a la altura de su ego- sería la que le permitiría triunfar de la mano de personajes como el Ratón Mickey: un roedor que tenía la propia voz de Walt y sería un personaje ícono del SXX.
Poco después haría Blancanieves, una película bisagra en la historia del cine. Con un presupuesto inicial de 250 mil dólares, terminó costando seis veces más. Y estuvo tan jugado, tan cerca de la quiebra, que los banqueros exigieron ver el borrador -una suerte de spoiler- antes de soltar un nuevo préstamo.
Por suerte firmaron el cheque, la película fue un éxito, y la compañía creció y creció sin parar. Walt Disney, fumador cinturón negro, autor de personajes tan tiernos como Dumbo y empresario duro con los sindicatos como ninguno, falleció de cáncer de pulmón antes de ver inaugurado Disneyworld.
Su legado, un tanto megalómano, ha marcado a una compañía que -críticas aparte- ha diseñado los pasadizos de la imaginación en varias generaciones a través de todo el planeta.

viernes, 5 de julio de 2019

Córdoba, una ciudad doctoral, rebelde y cuartetera

(Para Notify / Gamba)

Mañana 6 de Julio, Córdoba, nuestra Ciudad, cumple 446 años.
Seguramente Jerónimo Luis de Cabrera, ese fundador díscolo y andaluz que nos bautizó en estas tierras, pasó frío.
Debe haber sido una mañana de escarcha y miedo porque, además de la hostilidad de los valerosos originarios, Jerónimo debía fundar la ciudad en la zona de Salta y, desobedeciendo las instrucciones del Rey, vino aquí.
Mientras el escribano leía el acta fundacional, al borde del Suquía, en la zona de barrio Yapeyú, el fundador subía una historia en el instagram de las leyendas sin saber que desde entonces y hasta la parada de los trolebuses acá cerca, en Plaza Colón, nosotros seríamos felices pero él moriría ejecutado por el garrote vil debido a su rebeldía.
Nueva Distinción Jerónimo Luis de Cabrera, 
creación de Adrián Manavella

Pasaron años en los que Córdoba estaba habitada por unos 14 colonos además de los nativos, pero ya en ese tiempo, los vuelos lowcost y el olor a café con leche del Bar Sorocabana atrajeron a una población que hoy pisa el millón y medio de cordobeses.
De todas las solicitudes de nacionalidad cordobesa al principio de nuestros tiempos, los jesuitas se destacaron especialmente. Ellos traerían un ánimo progresista, una carga cultural excepcional y las semillas para que germine nuestra Universidad. Los Jesuitas serían eliminados del grupo poco tiempo después. Pero sus claustros, así como el Colegio Monserrat, le sumarían a Córdoba, para siempre, una personalidad única.
Con la herencia del grito comechingón, el desenfado sevillano de Jerónimo y la juventud universitaria, nuestra Ciudad pasó a ocupar un lugar especial en el sistema astrológico.
Temperamental como una muchacha nacida bajo el signo de cáncer, es revolucionaria desde siempre
Sin ir muy lejos, acá, en este corazón celeste que abraza Radio Gamba y la Plaza de la Música y se llama Barrio Alberdi, se encendió la mecha de la Reforma Universitaria, y también se escucharon los latidos más fuertes del Cordobazo.
Tan conservadora como agitadora, nuestra ciudad idolatró por igual a Juan Filloy -el escritor de tres siglos-, y a Rodrigo El Potro -el cantante de tres décadas-.
Es que somos así, una ciudad … doctoral, rebelde y cuartetera.


jueves, 4 de julio de 2019

Tandem en casa Naranja

(Para Notify / Gamba)
 
Ya podés visitar la exposición Tándem en Casa Naranja. Este espacio, que anteriormente ha presentado a los artistas más relevantes de la escena nacional, como Julio Le Parc o Marta Minujín, apuesta muy fuerte por una muestra de creadores locales donde conviven performers, músicos y una variada diversidad de propuestas. 
Quienes visiten las salas de Naranja no van a encontrar cuadros o esculturas ya que las obras van desde la foto, hasta la realidad virtual, con una marcada condición rupturista. 
Obra de Celeste Martinez
En el conjunto conforman una expo ideal para visitar en familia, padres e hijos... nativos e inmigrantes digitales... una oportunidad especialmente valiosa para pensar la forma en que nos relacionamos en tiempos de hiperconectividad.
Con los vínculos y las conexiones como temática, el recorrido propone interactuar, dibujar, enredarnos en el vínculo que han tejido una madre y su hija, o escribir una carta en una vieja máquina, algo que parece tan remoto y anticuado como dulce y delicado. 
La curadora y los artistas comparten una temática presentada de forma novedosa y también una condición interesante: integran una suerte de generación que desde los dosmiles vienen vinculándose entre sí de manera mutante en museos, fiestas e intervenciones. Justamente ese pulso mutante de sus relaciones conecta un trabajo con el otro como si fuera un wifi conceptual. 
La exhibición podrá visitarse con entrada libre y gratuita de Lunes a Sábados. Hay actividades paralelas para todas las edades, visitas guiadas y una especie de anfitrión que te acompañará desde el celular con formato audioguía… porque la reflexión sobre las tecnologías incluye las obras y también cómo accedemos a ellas. 

viernes, 28 de junio de 2019

Economía del conocimiento

(Para Notify de Gamba)

Hace pocos días se reglamentó la denominada ley de la economía del conocimiento, que había sido aprobada por una amplia mayoría en ambas cámaras.
Se trata, como se ha comentado, de una norma que otorga beneficios fiscales a más de 11.000 empresas en uno de los sectores más importantes de la economía -el vinculado con la educación, la investigación, los contenidos tecnológicos, y un amplio arco de actividades que llega hasta el software y la robótica.
Hoy supone unos 6.000 millones de dólares de movimiento y, de la mano de esta normativa, se pretende llegar a exportar, en 2030, 15.000 millones de dólares.
En este capítulo también llamado Economía Naranja y en la misma línea de reflexión, vale destacar el crecimiento de las actividades creativas en su sentido más amplio, así como una profunda transformación de su lógica.
El terreno de los proyectos artísticos, culturales o frutos de la actividad intelectual es considerado el cuarto pilar de los Objetivos del Desarrollo Sostenible, un documento fundamental para el progreso humano que también generó la Cumbre Mundial de Líderes.
Si hasta hace poco, decíamos que íbamos a ser realizadores audiovisuales, y la tía soltera nos señalaba con un dedo de uñas postizas y nos vaticinaba que el hambre sería nuestro menú habitual, hoy el escenario es diametralmente opuesto y, muy probablemente seamos quienes podamos pagar el geriátrico de la tía.
En todo el mundo crece la cantidad de diseñadores de indumentaria, y el fenómeno de la moda moviliza millones, igual que la gastronomía. Mientras que las empresas automotrices reducen la cantidad empleos, como sucede en la construcción y la actividad agraria, miles y miles de jóvenes se buscan la vida generando recursos para las redes sociales. Pero además, la labor en creatividad, por ejemplo para realizar este programa, tiene el virtuosismo que invita al emprendedorismo, genera tantos o más empleos para mujeres que para varones, e incluye a personas con otras elecciones de género.
Lo mismo de bueno le cabe al impacto medioambiental de estas iniciativas: mientras las metalmecánicas, o las automotrices sueltan plomo en donde vivimos, desde Córdoba exportamos videojuegos con una reducidísima repercusión medioambiental, o enseñamos a través de novedosas plataformas de educación a distancia.
Este tiempo nuevo, de trabajos que aún no tienen nombre y de trabajadores que todavía van a la escuela es el de la generación que vive de escribir, aunque probablemente poco en papel y mucho en pantalla.
Es un tiempo en que se puede trabajar de diseñador de videojuegos junto con personas en distintas partes del mundo, una generación que está desarrollando ropa en córdoba, para telas que se hacen en China y se corten en India.
Esos chicos, esos empresarios que parecían dibujarse en un futuro distópico son los emprendedores del presente, los actores clave de una economía más diversa y menos pesada para el medioambiente.

Más orgullo que prejuicio

(para notify de Radio Gamba)

¡Presten atención niños!
Hubo un tiempo -pregúntenle a sus padres- cuando no todas las películas del cine eran norteamericanas o venían de Hollywood.
Les pasamos un datazo: Aunque no tenga tantas repercusiones, está en cartel Dolor y Gloria, la nueva de Pedro Almodóvar. Para muchos, una obra maestra.
Con setenta años recién cumplidos este director español puede ser considerado uno de los astros del cine. De hecho metió dos al hilo -nada mal para su edad- si tenemos en cuenta que levantó dos oscars sucesivos: Uno en 1999 por Todo sobre mi madre y otro con su siguiente estreno, Hable con ella.
En esta nueva película sigue girando en torno a sus obsesiones: el amor, el placer, los excesos y su mamá. Una sucesión de recursos que mezclados y servidos en la imaginación de una sala de cine, siempre han estado presente en su filmografía.
Referente de la Movida madrileña, creó íconos cinematográficos que en la Argentina de finales del Siglo XX produjeron admiración por la onda, la libertad y el desparpajo español como un verdadero edén creativo. Hizo películas emblemáticas como Kika, Átame o Mujeres al borde de un ataque de nervios.
Hoy, con el ojo más maduro, menos punk, casi exquisito, sigue construyendo películas perfectas donde cada fotograma es indudablemente almodovariano por la presencia de los colores, la dimensión humana de los dramas y el componente pop.
Una curiosidad es que su primera película -llamada Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón fue filmada con unos 3000 euros, muy lejos de los 10 millones que costó Dolor y Gloria, esta nueva peli que rodó desde El Deseo -la productora que conduce junto a su hermano- y que aún se encuentra en cartel.-

Al infinito y más allá! la historia detrás de toy storie

(Para Notify de Gamba) 

Muchas veces se dijo, como de la industria discográfica, que el cine tenía los días contados. Cuando los videoclubes se multiplicaron con perversidad, allá por los primeros noventa, mientras llegaba el servicio de cable a todos los barrios de la adolescencia, muchos descontaban que eran los últimos años de las salas de cine…
Muy bien: ahora traten de comprar una entrada para Toy Story 4. Hijos, sobrinos, ahijados -muchas veces puestos como pretexto para que nosotros, los adultos, viajemos en butaca a nuestra confortable infancia- tendrán que tener paciencia ya que este nuevo tanque de Disney es la película con mejor arranque de la historia del cine en Argentina.
Más de 1 millón doscientos mil espectadores entraron en sus primeros 4 días, y se posiciona -también- para ser una de las más vistas.
Además de cortar tickets a lo loco recoge buenos comentarios: como dato, en el portal Todas las Críticas computa 44 reseñas, unánimemente positivas.
Parece mentira que su primer episodio fue estrenado hace casi 25 años, en 1995, y desde entonces despierta fanatismo en un amplio arco de públicos.
Nadie conoce el secreto de su éxito, aunque un datazo es que fue el primer largometraje de la compañía Pixar. Esta empresa, con un logo que nos resulta familiar cuando se apagan las luces y se enciende el proyector, empezó vendiendo servicios de animación y computadoras. Luego, de la mano del gran Steve Jobs, comenzó a hacer películas animadas.
¿A que no sabías que Jobs, para volver viable la empresa y poder rodar la primera Toy Story debió despedir a una gran cantidad de trabajadores? Poco después, el estreno reportó 361 millones de dólares. Nada mal para una inversión de 30.
Aunque podamos criticar que la buena salud de la actividad cinematográfica se concentra en tanques americanos, la saga Toy Story posee atributos científicamente infalibles porque nos traslada a la habitación más grande de nuestro cerebro, allí donde guardamos nuestros juguetes, y abrazados a ellos somos enviados a una película de aventuras, a una roadmovie, a una romántica, a una de cowboys y astronautas….
¿Hasta dónde nos llevarán? Evidentemente ¡al infinito y más allá!

Cumbre americana de la cultura

(Para Notify / Gamba) 

Hoy viernes arranca la semana más internacional de la cultura argentina. Mientras el país parece ocupado en asuntos como las listas para las PASO, o la ola de frío, este finde tendrán lugar dos grandes hitos de la creatividad en Buenos Aires, y tal vez no estás enterado.
Por un lado, hoy por la mañana empieza la Cumbre Cultural de las Américas, el mayor encuentro de política cultural del continente. Con el lema Cambios culturales en un territorio diverso, se trata de un debate sobre América, una región tan rica como compleja, diversa y -no dejemos de mencionarlo- desigual.

De la mano de la Federación Internacional de Consejos de las Artes y Agencias Culturales, ministros y autoridades trabajarán problemáticas como las migraciones, la cultura digital o los nuevos géneros, y su impacto en naciones tan disímiles como Canadá y Paraguay. 
Esta cumbre se presenta simultáneamente con el quinto MICA (Mercado de Industrias Creativas de Argentina) que servirá para exhibir todo el potencial de nuestro país en materia de artes escénicas, artesanías, audiovisual, diseño, videojuegos y cada uno de los campos productivos de la cultura.
Políticos y emprendedores culturales se cruzarán en una multiplicidad de foros, rondas de negocios y showcases en el Centro Cultural de la Ciencia y la UBA produciendo una especie de supernova de la intelectualidad. Se debatirán nuevos modelos de inteligencia colectiva, el diseño como motor para la innovación, la inclusión y la sustentabilidad, el futuro de las impresiones 3D, la inteligencia artificial y su impacto para elegir contenidos y muchos otros fenómenos emergentes.
Hasta acá todo lo contado te parecerá remoto, distante y hasta abstracto pero ¿sabés quién será el main speaker del primer día? Ni más ni menos que el gran Luis Pescetti, un autor que sacude las risas de todos los integrantes de la familia. Habrá que ver qué les sacude a los ministros …

lunes, 24 de junio de 2019

7 recursos inspiradores para atravesar los cambios de los proyectos creativos en el SXXI

1. Compromiso. Nuestras organizaciones están para cambiar, para militar, para hacer mejor la vida de los ciudadanos, los clientes, o nuestros asociados. Las organizaciones culturales, justamente por su naturaleza y dimensión humanista, son ejemplares y deben proyectar lo mejor de la sociedad. Diseñamos cada actividad para crear un cambio, para incidir en la realidad. Y lo debemos hacer con estándares altos en aspectos tan obvios como la honradez, la honestidad intelectual, la administración prudente de nuestros recursos, el impacto medioambiental, el consumo energético, la paridad de género, así como la inclusión de colectivos que supongan un arco diverso… miramos al futuro y queremos estar más cerca de mañana. Para ello debemos empezar hoy. A título ilustrativo hemos dejado de imprimir papelería en el área formación y reducido a su mínima expresión el resto de las piezas gráficas. Celebramos el cumpleaños de Córdoba con diseño, con el futuro. Nos enfocamos en los deseos y no en las velitas. 
Proyecto #YoPropongoCultura
Córdoba, Elecciones de Mayo 19 
2. Tiempo. de todos los recursos, el tiempo es el único que no se compra y debemos usarlo y administrarlo en lugar de ser su víctima. La velocidad es riesgosa, por eso hay que moverse rápido pero sin acelerarse. Madurar, reflexionar, accionar, ese es el paradigma. Parece que vivimos atrapados en un tiempo de urgencia cuando en rigor se la asocia con emergencia médica. Hemos de reflexionar sobre lo emergente y la emergencia como algo que aflora y cobra relevancia, así como lo urgente como algo que requiere atención. George Didi-Huberman, en su “Ante el tiempo / Historia del arte y anacronismo de las imágenes” reflexiona sobre el papel que Benjamin le dio a la historia, la novedad, y el torbellino. Ser contemporáneos es estar en nuestro tiempo. 
3. Actitud. impulsar cambios con dimensión cultural y trascendencia social, demanda de varios esfuerzos, entre ellos la paciencia. El enojo, o la ansiedad son malos consejeros y nada bueno surge de malos gestos. Convencer, persuadir, consensuar y negociar son temas fundamentales en los procesos de gestión, tenemos que invertir tiempo -una medida razonable y definida-, actitud y sobre todo compromiso en los procesos de acuerdo ya que la calidad de esos consensos son la garantía de la sostenibilidad de los procesos. Sabemos que tenemos que hacer, reflexionemos sobre cómo hacerlo.
4. P2P. en un mundo de hiperconectividad y con diversas formas de informarnos, es muy relevante, también, comunicarnos. Preservar momentos de contacto personal, entre pares es fundamental. En un mar de gestiones administrativas, una llamada telefónica al interesado puede ser un diferencial y exige menos de cinco minutos. Algunos trámites demandan tanto tiempo que ofuscan a quien, si se siente tenido en cuenta, será un militante más de nuestra causa. Algunas decisiones comerciales, por ejemplo de reducción de un acuerdo, también pueden quebrar ciertos ánimos que una conversación reconstruye o sostiene. La gestualidad es gran parte de la comunicación, sino preguntenlé al Listo Han. Destaca Byung-Chul Han en “En el Enjambre” que hubo un caballo alemán, en principios del siglo pasado, que era capaz de adivinar los resultados de diversas operaciones matemáticas. Para dilucidar el caso del caballo inteligente (listo) se conformó una comisión que determinó que el caballo no calculaba sino que “interpretaba finos matices faciales” y frente a la tensión del número acertado en el público, el caballo daba la respuesta correcta. Conclusión del autor “ el núcleo de la comunicación está constituido por formas no verbales, tales como los gestos”. Saludar a los montajistas, pagarle a los artistas, esos son gestos. 
5. Soluciones. Los problemas se incrementan con el paso del tiempo. Existe una suerte de tendencia inflacionaria para las dificultades y la única manera de resolverlos es enfrentarlos, reconocer su existencia y construir un camino con un horizonte de utilidad. Ese es el único camino. Nada se resuelve sólo o con un acto de magia, los gestores resolvemos con nuestras decisiones e imprimimos esfuerzo en materializar acciones concretas. Las abstracciones no componen nuestro trabajo sino que, junto con la intelectualización son el fruto, el resultado de nuestra actividad.
6. Actualidad. Gran parte de los modelos y procesos que atraviesan nuestra vida -como por ejemplo la educación, pero también todas las industrias culturales (fotografía, fonografía, cinematografía) nacieron y se sistematizaron en el SXIX, actualmente están conducidas por personas que nacieron en el SXX pero deben funcionar y seducir a personas del SXXI. En tiempos de prosumidores, además de hablar debemos saber escuchar, además de escribir mensajes debemos saber leer, y con ello nos referimos a entender y comprender. Tal vez este último verbo sea el que más esfuerzo exija. También debemos incorporar que aprendemos sin solución de continuidad y que cada intercambio con otra persona es una oportunidad de incorporar conceptos valiosos, más allá de lo que tengamos para decir. Entonces, una crítica, un comentario adverso en el perfil de nuestras redes sociales es una oportunidad de sumar aprendizaje, para ser humildes y de cambiar algo. Inclusive esta actitud redundará en la obtención de resultados más satisfactorios al reconvertir un usuario crítico en un aportante a nuestro cambio. 
7. Posibilidad. Abrazaremos las utopías pero besaremos a las realidades. La frase “haré lo mejor posible” incluye dos promesas: un máximo compromiso con deseos altruistas, y la certeza de que hasta donde se llegue se volverá real. La utilidad de lo posible, lejos de opacar lo imposible lo ubica en el horizonte de referencia. La inmensa motivación, la exquisita belleza de nuestras expectativas es el combustible que cada dia nos impulsa, comprometidamente, a hacer. Y la forma de su resultado, así como la manera en la que lo hacemos, entra en el terreno de lo posible. Nuestra responsabilidad es la posibilidad.

jueves, 20 de junio de 2019

la evolución del 2.0 en materia cultural



Con alegría leo una nota en FB y la web sobre cómo las integrantes de Capital Creativo, estudio que fundaron -con cercanía- Florencia Gauna y Giela Di Marco tuvo en cuenta el libro “Cultura 2.0 Prédicas, prácticas y gestión cultural en tiempos enredados” de la editorial RGC (ISBN 9789872626372) que impulsé luego de presentarlo como tesis de la licenciatura en Política y Administración de la Cultura por la Universidad Tres de Febrero. Es un proyecto que acompañó, igual que en mi primer libro el Sello RGC de Emiliano Fuentes Firmani y Nicolás Sticotti.


La labor del estudio Capital Creativo como estudio de gestión cultural, ámbito que desde fines de 2015 delinea su identidad me parece buenísima y celebro que espacios de formación como los que montarámos con Fundación Abaco hace más de diez años hoy sean los antecedentes que tomó este equipo para delinear -junto con su potencia- su iniciativa .

viernes, 14 de junio de 2019

Y un día Dios creó al libro. En la Argentina



(Publicado por la Sección Opinión de La Voz del Interior, 14/6/19)

El Libro, como objeto de culto, es celebrado de diversas formas y en varios momentos del calendario. UNESCO promueve hace exactamente 30 años, desde 1989, al 23 de Abril como el día mundial del libro debido a la supuesta coincidencia en los fallecimientos de Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega. Con mayor poética y menor mortalidad, vale destacar que ese día coincide con la celebración de Sant Jordi en Cataluña cuando la costumbre manda a intercambiar rosas y libros.
Mucho antes que UNESCO, en 1941, la Argentina había instalado al 15 de Junio como día nacional del libro adaptando una iniciativa del Consejo Nacional de Mujeres (ellas siempre ocupándose de los temas importantes) que desde 1908 venía enarbolando la idea de instalar una Fiesta del Libro. La idea festiva no sobrevivió a los grisáceos despachos de los ministros y sus resoluciones. Pero alcanzó para día nacional, con argumentos como su condición de “...espacio imperecedero del pensamiento y vínculo entre las generaciones”.
Estas características que vuelven única a la industria editorial atraviesan un preocupante proceso si se tienen en cuenta sus difíciles circunstancias actuales del sector.
Dejando el capítulo tecnológico para una última reflexión, la caída en las ventas cotidianas de las librerías, que se podría atemperar con una creciente modalidad de compra a distancia (Amazon, una de las compañías más valiosas del planeta y nació vendiendo libros online) es una arista que contrasta frente al entusiasmo siempre vigente del público. Las principales ferias del libro del país gozan de buena salud en convocatoria: La ciudad de Rosario acaba de cerrar la segunda edición de una renacida Feria del Libro con la misma cantidad de visitantes que el año pasado. Idéntica situación en cuanto a visitantes, describió la Feria en CABA, algo que también hemos percibido en nuestra ciudad.
Aunque el público festeja los libros, sus ventas y producción se desploman. Según el informe anual 2018 de la Cámara, la cantidad de publicaciones ha caído en los últimos tres años de 9806 a 8540, variante que se acrecienta analizando la cantidad de ejemplares de primera edición: mientras que en 2016 se imprimieron 20,9 millones de libros, en 2017 se editaron 19,1 millones y en 2018 sólo 14,7. Dice este estudio “Esto implica que la cantidad de ejemplares cada 10,000 habitantes pasó de 6.300 en 2016 a 4.400 en 2018”. Al ampliar el rango de muestra veremos que la venta de libros retrocede hace muchos años.
Otro tema candente es la importación de libros que crece aceleradamente (78,5, 128 y 175,2 millones de dólares importados en 2016, 2017 y 18) lo que desestabiliza la balanza comercial negativa desde -50,7 a -144,6 millones de dólares con la particularidad que “casi el 50% de las importaciones se destinan al canal quioscos”.

Además de aspectos de corte nacional como insumos dolarizados y una crisis del poder adquisitivo que se profundiza en los productos culturales, otras industrias creativas cercanas han transitado esta época con fuertes transformaciones: la industria musical ahora tiene su corazón de circulación en la red, lejos del rol estructural que tuvo lo discográfico, y lo demuestra un cordobés: Paulo Londra, es el artista argentino más escuchado del mundo, y no tenía un disco. Misteriosamente esta industria ha visto renacer de sus cenizas a los vinilos como un producto jerarquizado y con cierta condición atemporal.
Haciendo una analogía, puede pasar que cada vez más pensemos en libros como obras, y no como objetos lo que nos lleve a elegir con un criterio más amoroso y menos consumista los ejemplares objeto de nuestro deseo. Todo lo otro quedará relegado a dispositivos electrónicos. Inclusive en ese escenario tan distópico como presente, tan vertiginoso como amenazante, darse el lujo de acariciar el lomo de esas criaturas hermosas que viven en nuestra biblioteca, cobijando a miles de seres imaginarios en su interior -por usar un recurso borgiano-, así como la imperiosa necesidad de escuchar a tus hijos leer en voz alta uno de Julio Verne antes de irse a dormir, es un territorio que hemos de defender exigiendo políticas de estado activas, militancia en los ámbitos educativos y responsabilidad como consumidores a la hora de invertir en cultura.
Y en relación a los hijos, creer en los libros es crear para otros. Lo dijo el gran John Cheever “no pudo escribir sin un lector. Es precisamente como un beso, no puedes hacerlo solo.-

sábado, 1 de junio de 2019

Sobre Camila Sosa Villada

Vos te fuiste de putas. Y veo más caras, pero no voy a decir nada porque están acompañados. 

Así empieza la charla de Camila Sosa Villada en TEDX, y te hago spoiler: termina con un Teatro Real aplaudiendo de pie a una actriz, poeta, y personaje de redes, que acaba de contar un tramo de su vida, duro, durísimo, cuando ejercía la prostitución en el Parque Sarmiento a la noche, y estudiaba comunicación en la Nacional de día.

Frágil como una flor, espinosa como la misma flor, Camila vino a Córdoba y buscó laburo en Mc Donalds y los call center pero no tuvo suerte. Una falta de coincidencia entre el DNI de varón y su aspecto de mujer, dejaban perplejos a los encargados de recursos humanos ¿Estos flacos no tenían la materia diversidad o humanidad en esas tecnicaturas que cursan?


Todo el rechazo recibido no le gastó ni un poco de ese sentido del humor, a veces corrosivo, a veces pueblerino -como el de una tía solterona- que nos saca del confort estúpido de las redes sociales, con la misma intensidad que pelo encarnado.

Actriz protagónica de Carnes Tolendas -una biopic teatral, que cosechó tantos aplausos y espectadores como críticas positivas- saltó a la fama convertida en figura under. Hizo una película, una serie, soltó sus poemas a los árboles del Parque Sarmiento y ahora es noticia por el enorme éxito de su libro Las Malas, editado por Tusquets, esa editorial donde todos los escritores de raya al costado y camisas limpias querrían estar. Es que Camila Sosa Villada es, antes que nada, una artista de culto.

La belleza de la oscuridad, todos esos movimientos ajenos al ojo diurno, los tropiezos con la fragilidad de la vida en las calles, y la fortaleza de los seres heridos, son el material de esta artista que tenés acá a la vuelta, para entender que tu mundo y tu barrio son más intensos de lo que te imaginas.

Las malas se consigue en todas las librerías y, los sábados de Junio y Julio a las 21:30 podés ver Vienen por Mi de Claudia Rodriguez, en la sala de teatro Documenta Escénicas de Calle Lima. Ahora no te hago spoiler pero sí te digo que esta obra te va a sacudir.-

viernes, 10 de mayo de 2019

El proyectorista y el poeta

(Publicado por la Revista Intramuros N48, Febrero de 2019) 

Los primeros trabajos de las personas siempre encierran anécdotas fabulosas. Un poco por el ánimo de dejar -de forma prematura- la impronta propia en un quehacer; un poco porque el paso del tiempo le agrega esa condición fabular que nos obligará a aterrizar en la zona ficcionalizada de la memoria.

En mi caso había estudiado fotografía (en aquel entonces precámbrico las máquinas que manipulaba hacían “clack” al obturar, mientras que hoy permanecen abandonadas en distantes capas de la geología de las prácticas culturales) por lo que estaba familiarizado con las lentes, las películas y la luz. Debido a ello no resultó tan llamativo que comenzara mi actividad en el mundo de las instituciones culturales como proyectorista. Trabajaba en un cineclub céntrico llamado El Ángel Azul armando las películas de 16 y 35 milímetros que un equipo de críticos había programado previamente, y cada noche las proyectaba a una feligresía creyente en el poder celestial del celuloide.

Era un trabajo nocturno, fuertemente atravesado por la bohemia, que contaba entre sus virtudes una tolerancia a otras actividades diurnas como el estudio, la caza de imágenes urbanas silvestres (que es fisiológicamente indispensable para un flaneur de los 90s) y cuyo gremio permitía consumir todo el cine que uno quisiera sin pagar la entrada en sala alguna.

Pero aquella pequeña sala en particular hacía gala de una condición cineclubística caracterizada por el material exhibido pero también por su público. De este último colectivo, debido a mis preocupaciones de entonces, he de destacar un significativo número de romances juveniles cargados de lírica e idealismos, además de una muy buena musculatura del ojo cinéfilo y la consecuente osamenta de la imaginación.

De aquel tiempo hermoso recuerdo especialmente dos capítulos. El primero: una noche proyectábamos El Pibe de Carlitos Chaplín (todo un alivio después de una temporada de Ingmar Bergman movilizando nuestras vísceras emocionales) y, al finalizar el film, debido esa montaña rusa de emociones que combina en dosis precisas, alegría, piedad y pena, los asistentes aplaudieron. Fue un momento apoteósico ya que, al no estar ni Chaplin ni Jackie Coogan presentes, decidí apoderarme de ese reconocimiento que iba dirigido a quienes habían realizado la obra. Esa noche me apropié de ese agradecimiento por el simple hecho de haber puesto a rodar la película, y por sobre todas las cosas, esa noche supe que quería ser. Mucho antes que apareciera la idea de gestor cultural, sentí un llamado, una celebración por el oficio de montar actividades culturales de la forma más elemental. Era el ejercicio puro de agitador cultural. Era promover la unión entre la creación y el público. Un momento para que el arte sea encuentro, sea cultura viva.

El Segundo, ¡y qué bronca me da que queda poco espacio!: Antes en ese mismo tiempo, transité una inusual entrevista laboral con el director de la institución. La Argentina vivía tiempos de menemismo y trajes oscuros decorados con caspa en los hombros, pero este hombre, un cincuentón que acababa de volver de un exilio autoinfringido en España, me hacía preguntas con absoluta naturalidad a bordo de un estridente traje dos piezas de color verde. Era Daniel Salzano, uno de los grandes poetas de esta parte del atardecer.

Desde entonces y por muchos años tomamos tantos cafés juntos -él lágrima, yo negro o rubia y fresca- que podríamos conectar Córdoba con Hollywood uniendo sobrecitos de azúcar sin usar. Él diabético, yo amargo.

No estoy en condiciones, y probablemente nadie pueda, de intentar la descripción de un hombre compuesto íntegramente por palabras. Pero se merece un espacio particular, en tanto autor del mejor puente entre Madrid y Córdoba, un ejercicio que entiendo persigue esta columna y razón por la cual me voy a animar a dejar unas palabras que alguna vez compartiera sobre el escritor que decía, en referencia al diario local, nunca escribí en otra parte que no fuera La Voz. Creí que era una hazaña, pero ahora me doy cuenta que es un honor.

Nacido y criado en la calle Charcas, a la sombra de los alaridos de las locomotoras, siempre fue un antiacadémico que aprendió a escribir en resmas de servilletas que exigían libertad de uso. Sépanlo, insisto, tipos como Daniel Salzano sólo necesitaban un curso de mecanografía. Decidió ser poeta leyendo a Tuñón en un tranvía, siempre demostró que estaba vivo escribiendo. Por eso es inmortal. Confió en sus manos. Yo las conocí y puedo jurarlo, era el poeta mayor de esta ciudad. Vivió en España para pelearse con su vecino Rafael Alberti cuando este último le pegaba trompadas a la pared para que el Espadachín mayor de la Ciudad de Córdoba, dejara de joder con la máquina de escribir.
Fue allá, en España, donde Salzano vio renacer la democracia argentina, y tomando imágenes de una reunión con Alfonsín y su gato, escribió un carta a su viejo, un ferroviario radical ,pronosticando el triunfo de las libertades y los derechos humanos.
Caminó Madrid de punta a punta pero nunca encontró un cortado al revés que huela como una etiqueta de Saratogas recién abiertos -sus fasos preferidos- y, habiendo viajado por todo el globo, nunca encontró un feca mejor tirado que esa tacita del céntrico Sorocabana donde una escultura lo recuerda. En síntesis, el poeta concluyó que el sabor de un café surgía de compartirlo con un amigo, por eso hoy siguen sentándose a su lado cientos de cordobeses en busca de su identidad.
Se volvió a Córdoba y ordenó alfabéticamente los trajes más alegres del microcentro en su guardarropas. Salzano nunca había perdido la tonada que nos caracteriza pero había ganado los años de libertad autografiada por Felipe González, mientras acá langidecíamos recalentados en el microondas de la dictadura. Salzano traía la libertad y se notaba porque vestía como una persona feliz, y decía -y por eso este pequeño homenaje- la emoción es un muy buen motor para escribir.

Una verdad que hago propia al recordarlo en esta oportunidad de oro que ofrece la revista para edición dedicada a Córdoba.


Nací en Córdoba en Febrero de 1976. Soy de los afortunados argentinos abrazados por la educación pública: Estudié en el Colegio Nacional de Monserrat, luego cursé estudios de fotografía y derecho. Un tiempo después me licencié en Política y Administración de la Cultura por la Univ. Nacional Tres de Febrero donde aún colaboro en sus cátedras. He publicado en diversos medios y antologías y , además he podido presentar algunas ideas en libros que editó RGC, editorial especializada en Gestión Cultural de Argentina. Me tocó conducir el Centro Cultural España Córdoba (labor que se me reconoció con la Orden de Isabel La Católica) y, más recientemente, la Secretaría de Cultura de Córdoba. Me distinguieron como Joven Sobresaliente, con una beca Universia, y el gobierno de España también lo hizo con un proyecto del MInisterio de Asuntos Exteriores.

Ahora que no soy más joven y que, en todo caso estoy del otro lado del mostrador de las becas, miro en retrospectiva todas esas personalidades e ideas que componen mi hacer cotidiano y creo que las exposiciones, las conferencias y cada una de las sobremesas que compartí con creadores e intelectuales de la más variada índole, son la distinción que más celebro.-