domingo, 23 de noviembre de 2008

25 años de la telefonía mó"vil"

(Viene de La triste historia de la telefonía)

Si es apasionante la génesis del teléfono, (lo que se cuenta en estas líneas es una mínima parte de las aventuras y desventuras de los protagonistas), la historia de los celulares no se queda atrás. Empecemos esta narración por el final: hoy se estima que coexisten casi 4.000 millones de líneas celulares, triplicando las líneas de tendido. Sólo en la Argentina hay 37 millones de celulares.
Una cifra muy importante si se considera que, comercializados desde el 13 de junio de 1983, los celulares recién cumplieron 25 años. Además de ser jóvenes, estos aparatitos han mejorado mucho: el primer Motorola pesaba 800 gramos, medía 33 centímetros, y usaba toda la batería en media hora de conversación. Estos primeros ladrillos costaban U$S 4.000. Actualmente, uno de los modelos más nuevos de la misma marca pesa cerca de 100 gramos, mide 10 centímetros, la batería dura 16 días, realiza videollamadas, accede a Internet, permite comunicarse en todo el mundo y cuenta con “gigas” de memoria. Se llama Z8 y cuesta U$S 600.
El creador de ese primer celular fue Rudy Krolopp, quien trabajaba con Martín Cooper, en la Motorola, empresa especializada en comunicaciones radiales, madre de los celulares. Los walkie-talkies completan la genealogía.
Cooper lideró un equipo que en 1973, mucho antes de comercializar los primeros móviles, consiguió hacer una llamada desde la calle. ¿Qué a quién llamó? ¿A Meucci? ¿A Megatel? No: llamó a su competidor. Un tal Engel, que también trabajaba a toda velocidad en la empresa AT & T para inventar un teléfono móvil. Volviendo a Cooper, que hoy tiene 79 años, al comunicarse le dijo ¿A que no sabés desde dónde te estoy llamando? Parado en la vereda, Cooper sonreía sabiendo que entraba a la historia de la humanidad, teléfono en mano, por la puerta grande.
En Córdoba, los negrasones ya se frotaban las manos pensando en todas las fundas para celulares que iban a vender en el área peatonal.-

No hay comentarios: