martes, 5 de agosto de 2008

Buena Fotógrafa, mala chica

El Museo Caraffa, protagonista del arte contemporáneo, se dispone a inaugurar dos muestras claves para entender la modernidad cordobesa. Por un lado montará la muestra Crímenes Banales de Ananké Asseff. La artista, aunque tiene nombre de terrorista, nació en Buenos Aires, pero hoy es considerada una promesa cumplida en el arte local y nacional. Con perfil de enfant terrible (sus muestras jamás pasan desapercibidas). Tiene obras importantes en distintas colecciones y, quien va seguido a los museos, ya le conoce de cuerpo entero porque trabaja esencialmente autorretratos. Tal vez uno de los más controvertidos fue “prohibido violar” fotografía donde la autora hacía referencia al violador serial que azotó la ciudad hasta 2004. La serie presentada en esta ocasión es de 2007, fue colgada en el Centro Cultural Recoleta de Buenos Aires, y se caracteriza por grandes retratos que inquietan al espectador, al describir los miedos de una clase media- alta, enmarcada en una estética hogareña que sirve como escenografía de la violencia cotidiana y desapercibida.

www.anankeasseff.com

1 comentario:

Pancho Marchiaro dijo...

Finalmente esta muestra fue suspendida por el museo.