domingo, 20 de julio de 2008

La Mesita ratona de la humanidad

(Continua de La Rebelión del Revelado)

Si la historia de una familia es una caja con fotos de, casamiento, viajes, nacimientos y alguna conquista material, ubicada en la mesita ratona del living, la humanidad, donde sea que tenga su mesita ratona, puede presumir de lo mismo.

La historia de la imagen fotográfica tiene una instantánea de Hiroshima transformada en un hongo de muerte; tiene aquella que en 1968 tomó Eddie Adams (Pulitzer 1969), cuando el jefe de la policía survietnamita Nguyen Ngoc Loan le vuela la sien, en plena calle, a un prisionero del Vietcong. Un acto que el mismo general, años después en su propia pizzería, definiría como “Ud. estaba haciendo su trabajo y yo el mío”

Otras fotos de nuestra historia es la de Korda: Un Che de boina mirando el horizonte (1960); o la del cuerpo del mismo Comandante Guevara, sin vida, en Bolivia (1967). También es reconocida la de Arthur Sasse, Einstein sacando una lengua cargada de humor (1951). O “muerte de un miliciano”, de Robert Capa (1936) hoy objeto de debates en torno a su veracidad. En tanta guerra se pueden intercalar las curvas de Norma Jeane Mortenson, alias Marilyn Monroe, en el calendario de Pirelli (1949). Queda una lista infinita, incluyendo aquella donde una niña con un alarido en la piel desnuda, huye del napalm corriendo por la ruta; aquella de un hombre que se arroja al vacío, en el 11S; o la pequeña niña de Sudán cuya esquelética muerte es esperada por un cuervo. Tal vez un final para esta lista sea, ya en colores, el retrato de la tierra, tomado por el Apolo 8 en 1968. Córdoba también tiene fotos memorables, como aquella donde los estudiantes toman el rectorado, en plena la reforma universitaria, hace 90 años.-

No hay comentarios: