lunes, 23 de noviembre de 2015

No habrá paz sin cultura y educación

[Publicado por el Suplemento Temas de La Voz del Interior el 22/11/15]

Probablemente la violencia sea una de las prácticas más antiguas de la humanidad. Tal vez los primeros australopithecus tenían en común el uso del garrote o la puteada como forma de relacionarse. Los conflictos vecinales y hasta las guerras fueron durante milenios un mecanismo de ordenamiento a partir de la dominación por la fuerza. Tanto fue así que muchas civilizaciones acariciaban la idea de prosperidad a fuerza de conquistas y, fruto de ese impulso bajo, los pueblos exhibían orgullosamente las cabezas de sus rivales, de la misma manera que los museos fueron –en su primigenia- una impúdica demostración de trofeos de guerra. Saqueos y botines suponían colecciones de culturas cuya desaparición era meritoria y lo que nos unía, por ejemplo el arte, erróneamente era aquello que le habíamos quitado a otros. Así se edificaron civilizaciones dibujadas por contraste mientras se borraron pueblos por desgaste. Inclusive la reescritura de historia fue -y sigue siendo- una disimulada forma de violencia.
Pero siempre que uno golpeaba a otro, un tercero cantaba. Por más sangre que se derramara durante el día, cada noche la música y el baile redimían a la especie y prometían un mañana mejor. Como en la infancia de la humanidad, en nuestra vida escolar los enfrentamientos a piñas terminaba con el docente –metáfora del conocimiento con guardapolvo blanco- explicando las semejanzas por sobre las diferencias. La educación pacifica, no caben dudas.

El poder de la creación
En nuestro país más de una vez se creyó que algo podía crecer desde sus grietas, pero la fertilidad está en la ciencia, la educación y la cultura, concretamente el conocimiento mutuo. Es una angustiante preocupación del autor de esta nota encontrar las palabras más convincentes para clamar por la producción intelectual frente al flagelo de la violencia en sus más variadas formas. Todo lo dicho viene a cuento del 70 aniversario de UNESCO, organismo de la ONU que nació para construir la paz mediante el diálogo para el desarrollo sostenible y el respeto entre los pueblos. Pero también permite reflexionar sobre el 13N en París, y mucho más cerca, el Diciembre 2013 cordobés. Son oportunidades para observar el mapa social y las fuerzas del orden como sistema de represión. Ambas situaciones dejan al desnudo que el control policial no mejora la calidad de vida sino que son un recurso paliativo. Islotes de tiempo no habitables, aspirinas sociales, imprescindibles para administrar conflictos pero sin utilidad para el profundo desafío que supone construir una sociedad más justa.

Millones de lágrimas para una historia de logros
Fundada un 16 de noviembre de 1945, UNESCO cumple 70 años dedicados a construir  “la solidaridad mundial e intelectual de la humanidad”. Es un ejemplo flagrante de la máxima que propone “las grandes crisis ofrecen grandes oportunidades” en tanto surgió –al igual que la ONU- como respuesta a la tragedia que supuso la Segunda Guerra Mundial. Nuestra civilización debió tocar fondo para preocuparse y ocuparse de las condiciones educativas y culturales, aspecto que centró el primer periíodo insitucional cuando sus esfuerzos se transformaron en infraestructuras como escuelas, museos y bibliotecas. Fue entonces cuando se propiciaron grandes debates sobre al sentido de los derechos humanos y su pensamiento.
La oleada desarrollista de las décadas siguientes (50s y 60s) incorporó dos grandes ámbitos de actuación para la organización: por un lado el flagelo del analfabetismo y la preservación del patrimonio tanto material como inmaterial y documental.

Para los 70s UNESCO amplió la mirada antropocéntrica que había caracterizado sus acciones y, de manera vanguardista, comenzó a incorporar un plan biocentrista. Con ese lineamiento comenzaron a surgir los programas de cuidado y preservación de la diversidad en la tierra. Le siguieron, como es lógico, todos los temas vinculados con los recursos no renovables.
El último tramo de su historia está marcado por la incorporación de los problemas derivados del uso y acceso de la información, la libertad de expresión, la comunicación y el uso de las tecnologías que hacen del conocimiento el principal capital de las sociedades.
En estos 70 años de diálogo intercultural la preocupación por la paz y la robustez humanista han marcado un camino cuya dirección nunca varió: la creatividad de los hombres y mujeres es el templo que todos visitaremos alguna vez y ese libro infinito donde confluyen el conjunto de las enseñanzas dadas y por recibir.

Toda la acciones del aniversario en http://es.unesco.org/70years


Cirugía de corazón a cielo abierto
Históricamente el corazón fue el órgano de los sentimientos –concretamente para la civilización egipcia y la griega era el centro de la vida y la inteligencia- lo cual nos lleva a pensar que la UNESCO es nuestro cardiólogo. Tal vez por ese motivo posee más miembros (contemplando observadores) que la propia ONU.
Mucho de lo que hoy consideramos natural y evidente ha sido mérito de esta organización.
Aquí algunos de los tratamientos cardiológicos más efectivos de nuestra civilización:
- 1946. (primera conferencia general) crea el Centro de Información para países devastados por la guerra, y el primer programa de educación para el entendimiento internacional
- 1948. Crea el primer ámbito de estudios en extranjero, inventa becas y el primer sistema de intercambio educativo / cultural. Conocer será la base de la convivencia
- 1949. Realiza la Declaración de la Raza, destinada a destronar científicamente la idea de una superioridad de razas
- 1950. Lanza una de sus acciones más importantes: la Campaña Mundial para la Educación Primaria Universal y gratuita
- 1952. Se consolida la Convención sobre los Derechos de Autor. Varias décadas más tarde, y con la tecnología de por medio, conviene resaltar su re-discusión
- 1954. La UNESCO impulsa la creación del el Laboratorio europeo de partículas, también Organización para Investigación Nuclear CERN, donde se detectó la partícula de Dios (boson de higgs) y las partículas fantasmas, entre otros
- 1955. Contribuyó con la recuperación educativa de Corea. Entre otras cosas impulsó una donación de 20 millones de libros
-  1960. La UNESCO, por pedido de Egipto emprende el rescate de los templos de Nubia. Con más de 3000 años de antigüedad este complejo se reensambla en un proceso de 20 años que mundializa la idea de patrimonio y la creación de la convención del patrimonio mundial 1972
- 1964. Con la creación del proyecto de Historia General de Africa se consolidan diversas iniciativas sectoriales como la comisión de astronáutica, la de oceanografía (que daría a luz el primer sistema antisunamis), la reunión mundial de ministros de educación, o el catálogo etnográfico de músicas

- 1972. Se crea la Comisión de Ciencias de la Tierra que perforó el muro de hierro consiguiendo instalar la idea de medioambiente planetario
- 1975. Se crea el PHI primer Programa Intergubernamental para el Agua dulce. Al año siguiente –mientras el golpe militar se preparaba para imponer la brutalidad como modelo en la Argentina - se crean las reservas de biosfera. A la fecha hay 631 en 119 países
- 1978. Declaración sobre los Principios Fundamentales para la comunicación de masas y el fortalecimiento de la Paz y la lucha contra la guerra. Poco después surge el Consejo para el desarrollo de la comunicación. Desde entonces los medios deberán ser libres y plurales
-  1983. Se crea la academia mundial de ciencias cuyos objetivos se centran en la cooperación norte sur y sur-sur
-  1984. Sin poder determinar si fue bueno o mano, EEUU (administrado por Reagan –ex CEO de la General Electric-) abandona la UNESCO, asunto que se sostiene hasta 2003. Más allá de los pretextos diplomáticos, dice una parte de la biblioteca que fue una respuesta desde los lobbies a tanto medioambiente y comunicación libre. Se derrumba el presupuesto de la organización
- 1990. Se lanza el programa Educación para todos que pretende extender el acceso al conocimiento a niños, jóvenes y adultos, diez años después se establecería el deseo de alcanzar la educación básica para 2015
- 1992. Se crea el programa Memoria del Mundo. Recopila documentos de valor universal en una lista de salvaguarda universal
- 1996. Se crea el Atlas de lenguas en peligro, se realizarían varias ediciones posteriores. Las últimas interactivas.
- 1997. Se conforma la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los derechos humanos. En 1998 es reconocida por ONU
- 2002. Se inaugura la nueva Biblioteca de Alejandría, realizada por Egipto  y la organización
- 2003. Convención para la salvaguarda del patrimonio inmaterial.
- 2008. Reinstalación del Obelisco de Axum en Etiopía como corolario de la Declaración de Diversidad Cultural (2005)
-  2009. Se lanza la biblioteca digital mundial, donde más de 30 instituciones reúnen esfuerzos. Un año después se realiza el Primer Foro Mundial de Cultura e Industrias Culturales
- 2011. Se conforma la alianza mundial para la educación de niñas y mujeres. Hoy menos de la mitad de los países han logrado la paridad de género en educación. Afortunadamente en Argentina la educación superior tiene más alumnas que alumnos.
- 2013. La organización impulsa un sistema de open acces a todo el material que hubiera producido en su historia.
-  2015. Hace pocas semanas, se propuso la Declaración de Salvaguarda del Patrimonio Irakí. Un pueblo sin patrimonio, sin dudas que es un pueblo sin paz.
Desde la enseñanza del holocausto hasta el biocentrismo, pasando por la custodia del patrimonio, la historia y hasta los bienes subacuáticos, esta organización se ha preocupado por la incorporación de esas masas de excluidos de la globalidad mediante la defensa del conocimiento como la única arma capaz de doblegar la violencia, a la vez que constituyéndose un elemento de desarrollo sostenible para las sociedades que así lo han decidido.
El hijo del almacenero

La historia es triste pero con final feliz. La familia Ban tiene seis hijos y un almacén, pero las cosas no van bien. Viven en Corea, un país en la guerra, lo que junto a otros avatares los empujan a la bancarrota. Se refugian en las montañas donde viven en condiciones subhumanas. La guerra languidece y los Ban vuelven a la ciudad. De a poco se buscan la vida mientras su hijo mayor retoma los estudios. Un día, en el marco de la iniciativa de UNESCO “la educación ante todo” recibe un libro que funciona en sus pocas palabras “con ese libro fui capaz de ver el mundo”. Decide ser, de grande, diplomático. Se esmera en aprender el idioma inglés, caminando hasta fábricas y comercios donde pudiera practicarlo con americanos. Ki Moon –porque es su nombre- salió de la barbarie y la tragedia con un libro bajo el brazo. Hoy es el Secretario General de la ONU. Creer o reventar.


Ilustración: Shibboleth , de Doris Salcedo, Modern Tate Gallery de Londrés. 2008.

No hay comentarios: