sábado, 14 de septiembre de 2013

Septiembre en Córdoba

La gente tiene cara de culo. Claro, Setiembre tiene un clima incomprensivo: frío, calor, sequedad y las primeras lluvias juegan una ruleta rusa diaria que a veces percusiona con esas tormentas que disparan la fertilidad de la naturaleza y la excitación de los seres animados. 

Esperamos esa lluvia y la alegría del ecosistema que está tan ligada al florecimiento del amor. Por ejemplo la mitología Qom (tobas) describía la llegada de las mujeres al mundo como una lluvia de deidades, un goteo de erotismo celestial. Aparentemente todas las féminas del mundo bajaron del cielo simultáneamente, y ese chubasco libidinoso debe haber caído un remoto 21 de setiembre, en una época antigua y sin memoria, cuando los hombres y las mujeres recién aterrizadas, nos seducíamos cara a cara, bailando alguna ondulante percusión de caderas y susurrándonos indecencias al oído.-

No hay comentarios: