domingo, 8 de mayo de 2011

Júpiter está muy cerca

La galería Júpiter de La Cumbre consigue su tercer año consecutivo en arteBA, exorcizando una especie de maldición que han tenido algunos espacios cordobeses al intentar sostener la continuidad en la gran vidriera internacional que ofrece la feria de galerías de Buenos Aires. El proyecto en cuestión es una iniciativa de dos artistas que se radicaron en las sierras en 2006 e inmediatamente impulsaron esta galería destinada al arte contemporáneo desde un espacio no central. Vamos: marginal. La galería trabajó duro para contribuir con la sustentabilidad de los artistas que gestiona, e incidir en la expansión de la vida cultural de la región cabalgando sobre las experiencias actuales del arte y los recursos aprendidos en el manual de la autogestión.

El proyecto que llevan este año a la sección Barrio Joven se denomina “Desmonte” (en 2010 propusieron “Monte”, una reflexión sobre la crisis en la fisonomía de los paisajes que les rodeaban) y combina una lectura ecológica de la serranía cordobesa con la impactante experiencia que vivieron Gilligan y Kovensky al ver cómo se desarmaba arteBA 2010. Toda la feria parecía ser descartable, una ilusión que se esfumaba rápidamente, al terminar. Ese mercado del arte efímero, o ese carácter efímero del mercado del arte impresionó a los directores de la galería a tal punto que les empujó a reflexionar sobre el circuito del arte como paradigma de las obras. Pero “desmonte” es un infierno que les rodea cada día en nuestra serranía y al que estamos todos condenados. Kovensky se apena de que ellos mismos necesiten dos toneladas de leña cada año cada superar el invierno, y queda flotando “La humanidad y la biósfera juegan la misma partida”, según Félix Guattari. Sólo ellos pudieron introducir el galerismo en la cita que se impusieron para 2011.

Los artistas de la galería son Lucas Allende, Ángeles Ascúa, José Correa, Santiago Dartiguelongue, Matías Mischung, Ariel Montagnoli, Andrea Patiño Correa y Sandra Siviero, además de los propios gestores. Los precios, a la altura del bolsillo de la clase media, empiezan en $200. En el stand tendrán un árbol parlante, objetos escultóricos en su zona central (como las hormigas del año, que pasado hicieron furor) y una mantis sagrada de más de tres metros. La distribución posterior responderá a tres sectores protagonizados por la propia Gilligan, José Correa y Ángeles Ascúa.

Hormigas peronistas
La obra que presenta esta galería está comprometida con la contemporaneidad, pero a diferencia de otras experiencias atravesadas por un hermetismo puritano, tiene un acabado objetual convincente y un mestizaje material seductor. Muchos de sus artistas no reniegan de su capacidad artesanal para resolver las piezas y eso queda latente en cierta calidez y solidez final de las ideas materializadas. Es tan evidente ese carácter en cada uno de los trabajos, inclusive fotográficos, que podemos identificar un colectivo no sólo estético sino social en sus integrantes.

Caminando el sol tardío de La Cumbre, ambos galeristas cuenta que hoy se sienten parte del entorno, y que muchas actividades como las tres ediciones de las
noches de arte (unas Gallery Nights serranas y comunitarias) los comprometen socialmente con ese pueblo donde la creatividad tiene un protagonismo cotidiano. Son neuronas del cerebro de la naturaleza y actúan en red. Cuando un hormiguero se divide en cualquier parte del mundo –dicen los galeristas- los nuevos integrantes de las castas autónomas ya no se reconocen y, como los borrachos del baile, se atacan si pueden. Pero misteriosamente eso no pasa con las hormigas de este país que son las únicas dispuestas a conservar cierta solidaridad, o mejor dicho, cierta asociatividad apoyada en un sindicalismo de insectos. La unidad de los iguales para defenderse del afuera corrobora que las hormigas son (y deberían haber dicho somos) las que mejor entendieron el Martín Fierro. El mundo de las galerías a veces tiene un poco de olor a raid, por eso es tan importante el hormiguero de Júpiter, allí pareciera que somos más y vamos a poder.

www.galeriajupiter.blogspot.com.

No hay comentarios: