domingo, 19 de septiembre de 2010

Redes sociales: máquinas para rebobinar amor

(Publicado por La Voz del Interior, el Domingo 18 de Septiembre de 2010, en el suplemento dominical Temas)

La gente tiene cara de culo. Claro, Setiembre tiene un clima incomprensivo: frío, calor, sequedad y las primeras lluvias juegan una ruleta rusa diaria que a veces percusiona con esas tormentas que disparan la fertilidad de la naturaleza y la excitación de los seres animados. La alegría del ecosistema está tan ligada al florecimiento del amor que la mitología Qom (tobas) describía la llegada de las mujeres al mundo como una lluvia de deidades, un goteo de erotismo celestial. Aparentemente todas las féminas del mundo bajaron del cielo simultáneamente, y ese chubasco libidinoso debe haber caído un remoto 21 de setiembre, en una época antigua y sin memoria, cuando los hombres y las mujeres recién aterrizadas, nos seducíamos cara a cara, bailando alguna ondulante percusión de caderas y susurrándonos indecencias al oído.

Pero nuestra actualidad esta signada por un presente futurista de galanes y afroditas navegantes. Ya nadie recurre a la epistolaridad, sino que seducen con herramientas de la web asociativa como Facebook, Myspace, Twitter, Taringa e inclusive lavoz.com.ar (ver aparte). Aunque nuestros ancestros hayan utilizado la escritura de cuevas y troncos de árboles para mensajear a sus seres amados con corazones calados en árboles que enmarcaban un “Carlos sua Paula”, y que representan vestigios de antiguas culturas petrificados en los troncos del Parque Sarmiento, cada vez hay menos cartas de amor y anotaciones con liquid-papper en las paradas del colectivo, y más enredados en la red.

Empezar. Seguir. Terminar. Volver a empezar

Lo particular del caso, es que la nueva Internet y especialmente las redes sociales, no sólo ofrecen un espacio para conocerse, como hubieran sido aquellos canales de chat de finales de los noventa -por caso, Cupido de Arnet-, sino que permiten sostener relaciones (a la distancia que sea), terminarlas, y cada vez más, retomarlas (después del tiempo que sea). Efectivamente, salvo la petite morte, todo parece ocurrir en Facebook. María no conoce a su vecino del edificio pero “habla”, “se manda besitos” y tantas cosas más con su novio Juan varias veces al día por la red, aunque el beneficiario de tanto afecto esté en otra ciudad, o país. Eso sí, se conocieron personalmente.

Eduardo cambió el estado en su perfil a “soltero” después de una larga relación; y más de uno, o una, recibirá un último adiós con un mensaje. Una forma fácil de hacer el trabajo sucio.

Hay una diferencia muy importante entre las relaciones entabladas por chat y las que nacen, se cuecen o recalientan por las redes sociales como Facebook. Antes, al chatear, éramos dos desconocidos tipeando dubitativamente con el índice derecho, y hoy somos una persona con primos, amigos, compañeros de trabajo e hijos que son nuestra red. Convengamos que era un tanto extraño hacerse la cariñosa con alguien únicamente descripto como juanpi_69@hotmail.com (en tiempos del messenger). Ahora, opinan los expertos, conocer todos los gustos, amigos, y parientes de ese juanpi le transforman en un Juan Pablo cuyas fotos en vacaciones, comiendo un asado, o hamacando a sus hijos, y los amigos en común que tuviéramos, nos dan ciertas certezas que potencian las relaciones.

Pero lo más interesante sucede con nuestro pasado perfecto. Para quienes no recuerdan sus clases de lengua, el pretérito perfecto o indefinido es aquel que expresa acciones realizadas en el pasado pero que continúan en el tiempo. Por ejemplo, ha sido mi novia, he estado con él, hemos sido muy amigos.

La University of Guelph, una de las más respectadas de Canadá, publicó una investigación donde se señala que el 95% de los miembros de Facebook husmean en la actividad de sus ex-parejas y que un 74% las tiene asociadas a su red de amigos. ¡Cuidado! El mismo estudio establece la siguiente proporción: mientras más horas navega el tortolito, más celos sentirá de su tórtola. Celos e Internet crecen juntos.

La psicóloga uruguaya Alejandra González, experta en temas de parejas e Internet explica, por su parte, el ciber-voyeurismo hacia los amores del pasado así: "Los usuarios muestran una cierta curiosidad por recuperar eslabones de la vida que fueron interrumpidos en un pasado, a veces muy lejano, por el decurso de la vida. En las relaciones entre los ex siempre hay una dimensión humana de preocupación y curiosidad por el derrotero de la vida del otro, más o menos saludable". Antes de tipear a todos y todas las que nos dejaron desde la escuela secundaria en adelante tengamos presente que los muros y perfiles muestran una imagen prolijamente proyectada, un perfil trazado en línea de puntos, donde el protagonista se auto-idealiza. Muchas veces no calzan en esa descripción sublimada las personas de carne, huesos, y defectos que todos somos.

El universo de reencuentros y sus vericuetos

Como la comunidad de la red social Facebook es tan grande (500 millones de socios con un promedio de 130 amigos cada uno, y una mitad de usuarios conectados cotidianamente), se puede encontrar un grupo que parece nadar a contracorriente denominado “Estamos en contra de tantos reencuentros propiciados por facebook”. Hay que decir que no se trata de un grupo popular sino que, por el contrario, cada vez tiene menos socios mientras el generador del foro se queja de la escasa adhesión. El grupo “Encontré mi ex novio(a) en Facebook”, por el contrario, tiene cerca de mil adherentes entre los que acaba de suscribirse el autor de esta nota, que entra en todas las estadísticas mencionadas.

Pero ese dolor dulzón que viene acompañado de flores marchitas no siempre es fácil de tolerar y para evitarnos esos mal ratos virtuales también hay antídotos virtuales: la empresa JESS3 acaba de lanzar al mercado el “ex-blocker” un recurso gratuito (eso sí es solidaridad) que bloquea la actividad de quienes nos dejaron con el corazón el y reaparecen años después en programas de comunidad, según publicara The Economic Times en su edición del 8 de agosto.

Poco después ha aparecido la competencia, como también pasa entre las relaciones interrumpidas, aunque en este caso se trata de otro plugin llamado Blockyourex que ofrece un mundo sin pasado molesto, inclusive anulando varias exparejas en simultáneo. Estas anteojeras virtuales se descargan desde http://blockyourex.com y las hay para todos los navegadores.

Si las cosas terminaron realmente mal con la persona en cuestión, ojo con lo que se postea en las redes ya que cada vez hay más casos, en la vida real, de juicios donde la actividad en red resulta ser una prueba importante. Pero, como contrapartida, se pueden encontrar instrucciones para “una venganza 2.0” hacia el antiguo compañero de lecho.

Disponibilidad de novias, esposas, y amantes

Atravesar juntos un bosque de copas tintas hasta llegar a una lengua ralentizada y un rubor mental no es lo mismo que tontear entre la música percusiva de las teclas y un doble sentido flotante con la única intención de conquistar. Sin embargo, cada vez más personas se vinculan en la web, ampliando los márgenes etáreos hacia los más jóvenes, pero sobretodo para arriba. Un ejército de divorciados sortea las dificultades de la tecnología, o compra su primera notebook, con el trabajo como pretexto y la ilusión de recibir un flechazo, directo desde la pantalla al corazón, como deseo.

“La magia del primer amor consiste en nuestra ignorancia de que pueda tener fin”, dice Benjamin Disraeli, mientras que Joaquín Sabina sólo puede escribir una buena canción en el trayecto comprendido entre una rotura de corazón y su reparación vía reposición, reconciliación o requetealcoholización. Si Disraeli no llevara 129 años de muerto, ambos podrían formar parte del 13% de personas que, según el sitio DateTheUk, terminaron una relación cambiando su estado en Facebook. Sin llantos, cachetazos o canciones memorables.

Las redes más sofisticadas, siempre hablando de espacios de intercambio entre usuarios, son aquellas donde se paga para conocer a una media naranja con perfil determinado. Cada vez más personas optan por estos servicios que, al tener costo, son más serios y seguros (hay tantos casos de víctimas de algún delito en el mundo virtual como en este otro). Además de sitios de citas como www.match.com, dejatequerer.com, o las argentinas buscapares.com o citaperfecta.com, la industria on line ha lanzado una serie de portales dedicados exclusivamente a conectar personas que desean vivir una aventura por fuera de su pareja estable como illicitencounters.com (nombre bastante literal) o www.gleeden.com cuyo gerente ha levantado una polvareda, mejor dicho una gran polémica, con la difusión de su compañía dedicada a cibernautas adúlteros, que no acepta solteros entre sus miembros. "No fomentamos la infidelidad, respondemos a una necesidad", explicó Teddy Truchot (un apellido con promesa de poca seriedad incluida), gerente de la empresa BlackDivine, titular del infielódromo virtual.

Ahora, en lugar de buscar flores silvestres o geranios que huelan a balcón y maceta de vecino, hemos de rastrear donde nos han tageado, o el nombre del ex en los fotologs de bares y boliches. De la misma manera, deberemos auscultar cuidadosamente los comentarios de nuestras fotos colgadas, en busca de alguna frase secretamente seductora que prometa hacer de nuestro flujo sanguíneo un alarido, y de nuestra vellosidad, mil puñales afilados cuando la franela real se concrete.

Re-encuentros para todos los tipos de amor posible

Puede haber personas que, a esta altura del texto se sientan incómodos debidos a que gozan de un momento de estabilidad con su pareja, no husmean a su ex (o lo hacen con discreción y desinterés) y crean que la potencia de conexión entre el presente y el pasado de este tipo de redes se restringe exclusivamente a nostálgicos de la rubia que nos besaba en el sillón del living hace quince años, divorciadas y viudos recientes. Justamente desde Córdoba se creó el grupo “Hijos del corazón” con la intención de construir puentes entre personas a partir de su identidad biológica. Son vueltas realmente anheladas y de una intensidad tan indescriptible como los relatos puestos en el muro, todos de una visceralidad conmovedora, empezando por la historia de su creador, Mauricio, de 23 años. En una conversación telefónica -no todo puede ser virtualidad- este actor de nacimiento y cordobés de profesión relató como esta “herramienta genial” que son las redes on-line le permitió llegar a su madre en Abril de este año y, habiéndole provisto ella los datos de su padre, pudo identificar a su hermano sanguíneo hace tres semanas.

El muro de Hijos del Corazón no tiene lamentos sino relatos de personas que tratan de saber algo de sí mismas tan elemental como su identidad y su lectura es imposible sin empezar a llorar desconsoladamente ante hermanos separados en orfanatos, abandonos y apropiaciones ilegales modelo militar. Para buscar y para conocer toda una problemática, vale la pena pasar.

Cuidarse es lo mejor

Cuando nos relacionamos con desconocidos, en la web como en la vida real, hay que cuidarse del virus. No todo el amor que se esparce por las zonas erógenas de Internet es tan deseado, como muchos recordarán al hablar del virus I love you, enviado como adjunto en mensajes spam. Casos similares son los malditos "Inside My Hear" (En mi corazón), o "True Love" (Amor verdadero) normalmente activos cerca de la fecha de San Valentín (14 de febrero).

Confites en Lavoz.com.ar

Andrea y Javier son dos cordobeses que se casaron en mayo de este año. Normal. Pero se conocieron en un salón inusual, el espacio de la comunidad de usuarios de www.lavoz.com.ar. Casi normal. Aunque su matrimonio se debe a la tecnología 2.0, para su vida de casados eligieron una medida radical: no tener conexión en la casa. El gigoló virtual es un peligro con las teclas y la novia no quiere incidentes, según declararon a este diario. ¿Se habrán ido a un isla de second life de luna de miel?-

7 comentarios:

emmagunst dijo...

muy pero muy buena nota Pancho!!! me destaco por cumplir con casi todos los ítems...muchos ex, con los cuales hay buena relación, y si, claro, me chusmeo todo y a gran velocidad!!! pero sobre todo hago catarsis de mi vocación de lectura voráz de poemas...y los comparto compulsivamente y sin democracia...

Pancho Marchiaro dijo...

Gracias por tus palabras.

Cecilia Prado dijo...

Hola, todo bien? buen tema para estos tiempos, ahí va:

Take care of yourself
“Te dejo por mail: chau, cuidate”. Así le pasó a Sophie Calle, artista francesa, quien recibió de su pareja semejante frase. Y lo hizo arte( http://www.youtube.com/watch?v=pn7e8iR8AoI). Todo un análisis semiótico, lingüístico y hermenéutico para “comprender” al sujeto que se hizo humo. Este vertiginoso modo global de interrelaciones nos llena de vacíos -paradoja de esta actual vida llena de links, mails, posts (alterando el clásico circuito de emisor-receptor)-.
¿Nos comunicamos?. El tan provocador Perfil de fcbk detiene -cuando no- imposta, la frescura de lo personal, y caemos en una construcción de un OTRO YO, muchas veces, que quiere construirse en una suerte de espejismo de nosotros mismos. Pero, al poner tanto empeño en construir/nos, resulta, gran parte de esa actividad, una simple ficción. Un otro ME HABITA. Y como suena Entre Ríos:… “Hoy no te cambio por mí/ Porque quiero abrirme a los extraños/hundirme en cada paso …”. Y mejor, que los ex vean que la vida sigue su natural curso, y las oportunidades surgen a cada click.Estemos atentos a esta especie de trampa contemporánea: nos miramos en un espejo de imágenes adulteradas y construidas. Cuando solamente, quizás, esperábamos que nos dieran la mano, o que suene el timbre para recibir una carta.
Todo concluye al fin …
Pensar en este tema de las sociales redes también nos convoca a la observación de “la epistolaridad” ¿y qué pasa si queremos anoticiar a otro que ya es un ex?, ¿envío una carta o una postal?: necesitamos, al menos, una estampilla, hablar con el señor/a del correo, en fin, tiempos extintos. (Y ya no viene a casa el señor cartero con su morral rebosante de epístolas …) Por si acaso, el fcbk permite ampliar la Información y nos habilita a sumar tópicos personales: Se puede agregar otro: Posible epígrafe para un ex: “… me estiré para alcanzar una porción de la locura/y así traer/lo que a vos te es invisible /lo que bajo tus narices nunca entenderías/y conocer que la vida no termina donde vos lo ves/ser así no cuesta nada…” (Babasónicos)
Epílogo 1
Este presente de náufragos de la web, muchas veces -más que navegantes- sólo me lleva a convocarlos a reivindicar el momento de la escritura –actividad cercana, por suerte, a la de redactar una carta. Saquemos del bolso, de la mochila, de la cartera, el libro de notas-dibujos-garabatos-varios: con anotaciones personales que puedan ir desde trasladar al papel una imagen mental o inquietud, hasta espontáneos caligramas. (Me animé a unos bocetos de pájaros puestos en los cables, o una frase de alguna peli que me llevó 10 minutos anotarla entre pause y play… -y que cada tanto releo porque algo me impactó-). La náusea de recibir en Recientes 300+ del fcbk, de “amigos del fcbk” nos advierten de nuestra efervescente cyber-convivencia: Un espacio para des-conocerse. Los ex pasan a ser extraños teñidos de distanciamiento: el face activa caducos encuentros que al momento de hacerse presentes ya son antiguos.
Epílogo 2
Seguramente aquellas mujeres y hombres que se encontraban en un fundido abrazo Klimt se ríen de nosotros. Los tallados corazones de los árboles se van secando y surge el interrogante: ¿Cómo se encuentra genuinamente al otro?, la pregunta en estos tiempos de modernísimos recursos digitales, más bien debiera ser, (valga el tono y el tiempo potencial) ¿a quién encontraríamos genuinamente en esta maraña de redes “sociales”?. De algún modo, en medio de tanto vínculo de internautas hay una cierta orfandad de OTREDAD, nos hemos quedado sin interlocutores. Uy, ya a esta altura, prefiero susurrar: ¿nos hemos quedado sin interlocutores? …

Cecilia Prado dijo...

hola!, buen tema para estos tiempos ...
Take care of yourself
“Te dejo por mail: chau, cuidate”. Dejar al otro encuentra su manifestación en el arte. Así le pasó a Sophie Calle, artista francesa, quien recibió de su pareja semejante frase. Y lo hizo arte.¿Nos comunicamos?. El tan provocador Perfil de fcbk detiene -cuando no- imposta, la frescura de lo personal, y caemos en una construcción de un OTRO YO, muchas veces, que quiere construirse en una suerte de espejismo de nosotros mismos.Epílogo 1
Este presente de náufragos de la web, muchas veces -más que navegantes- sólo me lleva a convocarlos a reivindicar el momento de la escritura –actividad cercana, por suerte, a la de redactar una carta. Saquemos del bolso, de la mochila, de la cartera, el libro de notas-dibujos-garabatos-varios: con anotaciones personales que puedan ir desde trasladar al papel una imagen mental o inquietud, hasta espontáneos caligramas. (Me animé a unos bocetos de pájaros puestos en los cables, o una frase de alguna peli que me llevó 10 minutos anotarla entre pause y play… -y que cada tanto releo porque algo me impactó-). La náusea de recibir en Recientes 300+ del fcbk, de “amigos del fcbk” nos advierten de nuestra efervescente cyber-convivencia: Un espacio para des-conocerse. Los ex pasan a ser extraños teñidos de distanciamiento: el face activa caducos encuentros que al momento de hacerse presentes ya son antiguos.
Epílogo 2
Seguramente aquellas mujeres y hombres que se encontraban en un fundido abrazo Klimt se ríen de nosotros. Los tallados corazones de los árboles se van secando y surge el interrogante: ¿Cómo se encuentra genuinamente al otro?, la pregunta en estos tiempos de modernísimos recursos digitales, más bien debiera ser, (valga el tono y el tiempo potencial) ¿a quién encontraríamos genuinamente en esta maraña de redes “sociales”?. De algún modo, en medio de tanto vínculo de internautas hay una cierta orfandad de OTREDAD, nos hemos quedado sin interlocutores. Uy, ya a esta altura, prefiero susurrar: ¿nos hemos quedado sin interlocutores? …

Pancho Marchiaro dijo...

Gran aporte Cecilia. Muchas Gracias. Un beso.-

clau dijo...

buenisimos tus razonamientos... ciertamente sirve para todo pero a mí me falta la "MAGIA" del cara a cara, cuando léia tus notas, me reía sola.. imaginadote: haciendo tus gestos tan particulares y lanzando tus palabras rápidamente... ojalá que no perdamos...el contacto real con quienes podamos...cariños

Pancho Marchiaro dijo...

Gracias "clau" hablando de tanta virtualidad me queda la duda sobre quien vive detrás de este enimático "clau". cariños.-