sábado, 27 de octubre de 2007

WWW & XXX

El negocio del porno es -y fue- tan vigoroso que calienta a cualquiera con dos dedos (de frente). Cabe recordar que hace décadas, cuando se debatían entre los videos beta-max o los vhs, el porno se volcó al vhs y todo acabó muy rápido. Casi precozmente.

En 2007, los hábitos de consumo web, como recurso facilitador de contenidos para entretenimiento, se disponen a hacer polvo otros mitos: cada vez menos gente paga por porno. Mirar una fantasía sexual es tan fácil como chequear el clima. Y lo mismo se puede hacer por el prójimo: Los videos de sexo amateur terminan en tu cara con tanta facilidad que están corriendo a los profesionales. La propia arquitectura de la industria (tal vez la más grande de internet) está sacudiéndose.

Todos lo medios hablan de ello y, en el último mes, tanto Clarín como, El País de España se han detenido a reseñar el asunto. El periódico español dice “el 12% de las páginas web al-bergan contenidos para adultos, la palabra más buscada en la red es "sexo" y el 35% de las descargas tienen contenido sexual”. Un video de GOOD Magazine para la red es la fuente, y agrega que cada segundo 30.000 personas estarán viendo sexo on-line, que hay 300 sitios nuevos por día y que el 90 % viene de EEUU. Con esto, los norteamericanos se mandaron a guardar 3.000 millones de verdes en 2006.

Con la conexión, hoy nadie cae en la incomodidad de pedirle a la chica del videoclub “colitas calientes 3” y cualquiera, además de visitar una web hot sin que el barrio se entere, puede gozar de los cinco (o lo que aguante) minutos de fama subiendo sus performances. Pero, andar por esos sites trae consecuencias menos bochornosas que las ladillas de nuestros abuelos, pero más difíciles de curar. Dicen los especialistas que la dependencia del porno provisto por la pc puede generar “exceso de masturbación, aislamiento y pérdida progresiva de la capacidad de relacionarse personalmente con otra persona”. En el acto se me ocurren decenas de personas en con esta dolencia, que además de sitios porno, habitan en la net.-

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La pornografía ya va a ser asumida como una forma más de arte. El dueño de taschen es un gran pornógrafo, pero si se vende en el anaquel de arte, ahhh ... ya no es sexo.

. dijo...

from violacolor
waaaaaaa
recently people have done something in the name of art.

sex too ?
what other too ?

.)
v