viernes, 1 de abril de 2005

ABC de la Diversidad cultural

(Publicado por La Voz del Interior. 2005)

21 de Mayo día mundial de la diversidad Cultural

Un día para reflexionar

El día mundial de la diversidad cultural para el diálogo y el desarrollo, es una propuesta que surge en noviembre de 2001, a partir de la adopción de la Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural.

A pocos meses del atentado de las Torres Gemelas, un verdadero paradigma de la indiferencia ante la multiculturalidad, la Asamblea General de las Naciones Unidas con sus 185 estados miembros estableció el 21 de Mayo como el día para invitar a todos los hombres a buscar ideas, y valores destinados a aprender a vivir mejor juntos. Juntos en una era marcada por el contraste entre, el auge tecnológico comunicacional, y situaciones de pobreza extrema.

La próxima jornada del 21 es una celebración que alienta a valorar y reconocer nuestras deudas para con otras culturas, su unicidad, y el valor de los aportes inter-cambiados en una realidad histórica marcada por la interconexión y la aceleración de las dinámicas sociales.

Más que un día, el estudio de lo diverso en términos culturales, fue uno de los ejes temáticos del Forum Barcelona 2004. Desde la Organización, se sostienen otros programas como que accionan sobre la misma problemática: el libro como factor decisivo en la proyección de identidades múltiples, el Multilingüalismo para la diversidad cultural y la participación de todos en el ciberespacio, y Todos distintos, todos únicos, destinado a jóvenes.

¿Qué es la UNESCO y cuáles son sus lineamientos?

UNESCO es una Organización de las Naciones Unidas, dedicada a la Educación, la Ciencia y la Cultura. Trabaja desde hace casi sesenta años con metas que van más allá de la cooperación con países en vías de desarrollo, y la protección del patrimonio mundial. De hecho, tiene un objetivo ambicioso y complejo: aportar a la construcción de la paz entre los hombres mediante herramientas como la comunicación, las industrias culturales, la educación primaria universal, la supresión de la disparidad genérica, la preservación de los recursos medioambientales, y la generación de un proceso de convergencia de voluntades basado en el respeto y dignidad de las diferencias.

A criterio de la UNESCO, propiciar la paz no solo es evitar la guerra entre estados. La paz es una idea fuerza que motoriza y justifica los presupuestos para la construcción y mantenimiento de servicios públicos, prodigando, en propias palabras de la organización “poblaciones que realicen proyectos de futuro; mentes liberadas de los traumas de la violencia y de las ideas de venganza, mentes receptivas a las ideas solidarias”.

Aspectos extraídos de la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural

Desde el primer artículo de la proclama, (que puede encontrarse en español y de manera íntegra en www.unesco.org ), se plantea el concepto de la diversidad cultural como un factor trascendental para los hombres, equiparándolo a la importancia de la biodiversidad entre todos los organismos vivos.

Por consiguiente, los estados partes se comprometen a garantizar el trazado de líneas de acción claras, para la armoniosa convivencia de personas y grupos en un tiempo vertiginoso, cargado de identidades plurales, variadas y dinámicas. El pluralismo cultural, pasa a ser una respuesta política para ampliar las posibilidades de expresión y elección, generando acceso a una existencia intelectual, afectiva, y espiritual satisfactoria.

La defensa de la diversidad cultural supone así, el compromiso de respeto a los derechos humanos, la libre circulación de las ideas, y la igualdad de oportunidades frente al saber, lo científico y lo tecnológico.

En términos de tradiciones culturales, la Declaración hace hincapié en la preservación, valorización y transmisión entre generaciones del patrimonio, fuente inagotable para nutrir la creatividad futura.

En los últimos artículos, también se reflexiona sobre el papel del sector publico, su diálogo con el sector privado y la sociedad civil. En este caso, contrarrestando las fuerzas del mercado, existe el compromiso de viabilizar las diferentes industrias culturales, la diversificación de los servicios culturales, y la recategorización de los bienes culturales, por encima de las demás mercancías u objetos de consumo..

Y por casa?

Recorrer la web institucional de la Unesco es tranquilizador, particularmente si quien lo hace no vive en Kosovo. Además, si el cibernauta es cordobés, se sentirá diversamente correcto al observar con tolerancia las imágenes de aborígenes (unas 350 millones de personas repartidas en más de 70 países del mundo, y con más de 5.000 lenguas y culturas) ilustrando la pantalla.

Las imágenes de las más variadas culturas del globo, no incluyen fotos de punks en la zona del abasto, cuarteteros en el estadio del centro, o artistas graffitis. Sin embargo estas son las expresiones de diversidad y alternativas de la ciudad en la que vivimos.

En “La Docta”, vecinos y mandatarios no tenemos por costumbre incorporar las diversas formas que adquieren las expresiones artísticas y culturales a través del tiempo y el espacio. Muy por el contrario la originalidad, más que agradar, incomoda.

En ocasiones, al bajar de la platea de un teatro, despreciamos el ruido electrónico de los pubs nocturnos. En otras ocasiones, despreciamos a lo viejo por rancio, cuando en realidad es generosa experiencia. También, desde las editoriales independientes, aborrecemos cualquier publicación cuyo diseño e impresión sea oneroso, independientemente de las ideas que contenga.

La definición de diversidad cultural que reza, “la diversidad se manifiesta en el lenguaje, las creencias religiosas, en el arte, en la música, en la estructura social, en la dieta y en todo número concebible de otros atributos…” es la mejor manera de darnos cuenta que, mucho del mutuo descrédito que caracteriza a Córdoba, lleva al desprecio de la corbata del señor bien, y a la cresta del pibe mal. La irresolución de estos conflictos culturales radicaliza posiciones que inciden en más brutalidad social.

Tal vez sea momento de darnos cuenta que estamos frente a diferencias sociales, generacionales, y en definitiva, estamos sumidos en la absoluta diversidad domestica.-

No hay comentarios: